Historia

Mariela, la bibliotecaria que celebra su día entregando mucho más que libros

Este 13 de septiembre se celebra el Día de la Bibliotecaria en Argentina y Mariela, desde la Biblioteca Alfonsina Storni en Rawson, muestra cómo es su vida rodeada de libros y visitantes.
viernes, 13 de septiembre de 2019 16:49
viernes, 13 de septiembre de 2019 16:49

El 13 de septiembre, en Argentina se celebra el Día de la Bibliotecaria, una profesión que si bien muchos practican, sólo los afortunados pueden sentirla de corazón. Rodeados de libros, no sólo entregan historias escondidas en cientos de páginas, sino que además se encaminan a provocar un cambio. 

De esa forma trabaja Mariela Rodríguez, bibliotecaria de la Biblioteca Popular Alfonsina Storni, ubicada actualmente en Villa Angélica, Rawson, donde su corazón se va en cada actividad que ofrece a quienes llegan al lugar para sumergirse en la lectura. 

"Más que tomarlo como un trabajo, ser bibliotecario lo tomo como un regalo, es un verdadero reto de transformación para la sociedad. Desde que salgo de casa, vivo cerca de la biblioteca, escucho el grito '¡Seño! va a abrir la biblioteca?' o '¿Qué taller habrá hoy?', esas cosas son las que legitiman el trabajo que se hace. Saber que siempre hay un niño que sabe que lo vas a ayudar o que espera a ir a la biblioteca, para mi es una síntesis de lo que ellos sienten", contó la emocionada bibliotecaria Mariela a Diario La Provincia SJ. 

Junto a Natalia, Mauro y Maité, con quienes conforma el equipo de trabajo, la joven mamá se ilusiona día a día con las caritas felices de quienes llegan temprano, esperan por un libro o van a participar de los talleres artísticos que allí se dictan. 

"Nuestro horizonte es que la lectura trascienda, que sea el motor de algo más. Queremos que nuestros ciudadanos sean cultos, que siempre vayan acompañados de libros, pero no sólo eso, sino también de la mano de otras actividades", señaló. 

Mariela, hace 10 años es bibliotecaria y la profesión la fue enamorando cada vez más con el paso del tiempo. "Es tan lindo y me siento tan enamorada de lo que hago. Somos los encargados de articular un mensaje, llegamos a los que no lo pueden hacer fácilmente. Ofrecemos un lugar en donde no existe la discriminación o temas prohibidos, donde se pueda debatir. Tenemos compromiso con nuestro presente". 

Y agregó que "a medida que entendamos los bibliotecario, que la biblioteca es un lugar de encuentro, vamos a transformar un poco más eso que nos está faltando. No ocupamos un simple lugar para consultar libros, podemos ir más allá", contó. 

 

 

 

Galería de fotos

Comentarios