Historia

Doña "Chicha", la sanjuanina que creó el licor de membrillo y es furor en Rawson

Todos la conocen por sus espectaculares dulces pero 'Chicha' fue más allá y su amor por la tradición sanjuanina la llevó a crear un producto único y bien local.
domingo, 28 de julio de 2019 08:56
domingo, 28 de julio de 2019 08:56

María Herminia "Chicha" Contreras, o simplemente "Chichita", como la conocen todos. Calingastina de corazón y sanjuanina de alma es una abuela de 76 años que hace más de 40 vive en Rawson y su amor por la tradición la lleva a hacer los dulces y quesos más ricos de San Juan. 

Pero ese amor no queda ahí, ya que hace un año, Chichita creó el espectacular Licor de Membrillo y nada menos que con sello propio. Presentándolo en la feria de Rawson y distintos puntos de San Juan, hoy siente el orgullo de ser la inventora de un producto único y enseñárselo a sus hijos y nietos. 

"Uno disfruta así la vida, con la tradición de San Juan puesta todos los días y a cualquier hora. En 2018 con mi hija ganamos el Primer Premio de dulce rubio de membrillo como emprendimiento familiar. A partir de ahí pensé que no quería quedarme sólo con eso y se me ocurrió hacer el licor", comenzó relatando Chicha a Diario La Provincia SJ, en medio del calor de su hogar en Médano de Oro.

Después de varios ensayos y de tener la cocina de su casa como laboratorio, Chicha tomó la jalea líquida de membrillo y con secretos bajo la manga creó esa bebida única que reúne la dulzura de la fruta y la alegría del alcohol.

"El proceso es muy fácil, se trata de un licor gourmet, suave y apto para quienes sufren problemas de corazón. A todos les gustó y supe que fue un producto que se iba a quedar entre los que ofrecemos", dijo segura y entre risas. 

Con membrillos propios de su finca, en la que también tiene animales como gallinas, cabras y hasta pavos, Chicha pasa los días pensando en mejorar su producción y ofrecer productos "bien sanjuaninos" a quienes llegan desde afuera a visitar su casa, un espacio simple que permite naturaleza a la vista. 

"Mis abuelos y mi mamá me enseñaron todo esto, cuando vivía en Calingasta todo el tiempo hacíamos productos así, es algo que lo mamé y gracias a eso me guardo los secretos de la familia con el dulce de membrillo", detalló con el brillo de los recuerdos en los ojos. 

"Ahora tengo 4 hijos, uno de ellos en el cielo, el más chiquito. Además soy abuela de 8 nietos y bisabuela de 6 bisnietos. La familia lo es todo para mi, ellos me acompañan en cada emprendimiento que comienzo, me dan el aliento para seguir, todos significan mucho. Hacer dulce y ahora los licores me sacan de la rutina, empiezo temprano y hasta la noche no paro. Es algo que haré hasta que ya no esté".

Sus documentos dicen que tiene 76 años pero su alegría, sus ganas de seguir y la tranquilidad de su finca la hacen parecer de muchos menos. "Me encanta que mis nietos vengan y nos ayuden a hacer todo esto porque lo aprenden, Siempre digo que si hay señoras que quieran aprender a hacer dulces, las puertas de mi casa están abiertas para ellas, me encanta enseñar". 

Por último, Chicha dijo que su objetivo es que los chicos sepan de estas cosas, de las tradiciones de donde viven y de disfrutar la vida así. "También trabajo para que mis nietos y bisnietos crezcan sabiendo de esto, de lo que su familia hacía y teniendo una experiencia directa. Amo hacer dulces y el licor, puedo decir tranquila y feliz  que siempre hice lo que yo quería", finalizó. 

Para quienes deseen probar su propio licor, pueden hacerlo contactándola al teléfono 264 400-4259. 

Galería de fotos

Comentarios