Bebés

En los últimos tres años ningún sanjuanino le puso un nombre extravagante a su hijo

Desde la sanción del nuevo Código Civil el proceso para nombrar a un hijo ante el Estado es mucho más sencillo. Conocé cuáles fueron los cambios.
domingo, 5 de mayo de 2019 18:15
domingo, 5 de mayo de 2019 18:15

Históricamente, al proceso de encontrar y elegir un nombre para un bebé, en el caso de querer utilizar uno poco frecuente, se le sumaba el hacer un trámite ante el Registro Civil para asegurarse de que lo inscribieran. Es que hasta el 31 de julio del 2015, todo se regía a través de un listado de nombres permitidos, pero esto cambió.

"Desde la sanción del nuevo código, no hay tantas restricciones para ponerles nombres a los niños. Eso del listado ya no existe más. No hay restricción salvo que el nombre sea muy estigmatizante", explicó a Diario La Provincia SJ el referente de la Dirección de Registro Civil, Mario Parra.  El marco legal utiliza como parámetro la palabra "extravagante", aunque en la aplicación de esta ley, se la toma como "cualquier nombre que pueda causarle un perjuicio al niño", más allá de que el apelativo elegido sea o no un vocablo común.

Si bien hasta el momento no ocurrió, hay un protocolo previsto para estas situaciones. "En el caso en que los papás pretendan un nombre que pueda afectar a la persona en un futuro, ser motivo de discriminación o risa, un oficial del registro civil puede negarse a inscribirlo. Si esto ocurre, los papás pueden solicitarlo por escrito a la Dirección, explicando que les han negado en tal oficina la inscripción de tal nombre. Es un pedido de autorización. No pasó nunca hasta ahora. Con la ley anterior sí pasaba, cada tanto recibíamos una carta pidiendo algún nombre que hasta el momento no estaba autorizado", agregó Parra.

Para no llegar a este punto, muchas veces se apela a la reflexión. "Por lo general, los oficiales públicos les aconsejan a los papás que lo piensen bien, porque va a ser el nombre que va a llevar su hijo toda la vida, pero hasta el momento no se han opuesto".

Lo que sí 
El nuevo Código continúa con la limitación de la cantidad de nombres, solo podrán ser hasta tres. El apellido no puede usarse como nombre, y tampoco se puede identificar a dos o más hermanos de manera idéntica para evitar problemas de herencia.

Sin duda, algo que llama la atención, es que dentro del artículo 64, se establece que el hijo lleve el primer apellido de alguno de los cónyuges, pero si no se ponen de acuerdo en cuál será, se determinará por sorteo en el mismo Registro Civil. Todos los hijos de un mismo matrimonio deben llevar el apellido y la integración compuesta que se haya decidido para el primero de los hijos.

"Hay varios nombres raros, y que antes no se permitían como los diminutivos o los nombres en otros idiomas, como los indígenas", aportó el Director. Esto está planteado en el artículo 63 que establece, entre otras cosas, que “pueden inscribirse nombres aborígenes o derivados de voces aborígenes autóctonas y latinoamericanas”. Finalmente, otro de los grandes cambios, es que hasta ese entonces los nombres tenían que identificar al sexo del niño, mientras que ahora tienen la libertad de no hacerlo. 

 

Comentarios

Otras Noticias