Historias

Adriana, la vallista que dejó a Tinelli con el corazón contento

Se trata de una experta en el arte de hacer semitas que capturó la atención del conductor apenas terminó el programa. Conocela.
sábado, 25 de mayo de 2019 16:33
sábado, 25 de mayo de 2019 16:33


Marcelo Tinelli revolucionó a San Juan esta semana con su programa desde el Aldo Cantoni. Si bien todo el país pudo disfrutar del gran show, después de que se apagaran las cámaras siguieron sucediendo pequeñas historias que quedarán en la mente de sus protagonistas. Una de ellas es Adriana Funes, una vallista reconocida por su habilidad para amasar una de las comidas típicas de los sanjuaninos: las semitas.

Mientras el conductor se despedía con su clásico "cha cha cha chau", muy cerca de la valla que separaba a los artistas del público se levantaba una llamativa bandeja. Tanto llamaba la atención que apenas se cortó la trasmisión televisiva, el conductor bajó del escenario y se acercó para conocer de qué se trataba y por supuesto, probar la ofrenda.

"Me saqué fotos, me emocioné con lo que me dijo, que estaban muy ricas. Me acompañó mi hija Micaela. Todavía estoy muy nerviosa por haber estado con uno de los más grandes de la tele, muy emocionada", contó Adriana a Diario La Provincia SJ, cuando todavía le temblaban las piernas. 

Pero ella no es cualquier cocinera, sino que ostenta el premio a la mejor semitera de la provincia, ganado a fines de octubre del 2018. "Soy la Reina Provincial de la Semita, gané el concurso el año pasado. Era un orgullo para mí venir y prepararle con mucho amor las semitas a Marcelo Tinelli. Las probó me felicitó y fue una experiencia muy bonita. Fue muy lindo el programa y muy emocionante estar en el Estadio viendo esto en vivo", agregó la soberana.

Detrás de esa receta que esta semana le dio una alegría, hay una historia que esconde mucho sacrificio y superación. Ella aprendió a amasar junto a Mirtha, su madre del corazón, quien tuvo que salir a venderlas para aportar un dinero extra para apoyar a su marido en la crianza de sus hijos. "Ahora tengo hermanos en Buenos Aires, y algo maravilloso de este programa es que ellos me estuvieron viendo desde allá, desde tan lejos, también tengo hermanos acá y me mandaban mensajes todo el tiempo. Estoy muy orgullosa de mi familia", explicó visiblemente emocionada. 

Adriana junto a su hija Micaela quien la acompañó y alentó para que conociese al conductor.

A los 20 años fue mamá soltera de Cinthia y tras la llegada de Micaela, su segunda hija, fue necesario agudizar el ingenio. Así surgió la idea de reflotar las recetas que había aprendido desde muy chiquita, y del horno no solo comenzaron a salir semitas, sino también panes, budines, rosquitos, tortas y hasta empanadas.

Hoy, Adriana trabaja como portera en la Escuela Ángel D. Rojas, pero sigue amasando,  siempre con el recuerdo de sus padres, y teniendo en cuenta un tip muy importante: "si vos estás mal, las semitas te salen mal. Si estás con buen humor y sobre todo con amor, salen riquísimas. Marcelo me dijo que estaban especiales y es porque se las hice con mucho amor", sentenció. 

Sin dudas, un plato que dejó al conductor con la panza llena y el corazón contento.

Comentarios