Historia

Martínez Colombres, el pediatra comprometido con la medicina desde hace más de 4 décadas

Se jubiló hace 7 años pero lejos de dejar de ejercer la medicina, confesó seguir hasta que su cuerpo se lo permita.
viernes, 26 de abril de 2019 16:29
viernes, 26 de abril de 2019 16:29

"No me imagino la vida haciendo otra cosa", con esas palabras, el pediatra sanjuanino Raúl Martínez Colombres comenzó a relatar su historia. En su consultorio y con pequeños pacientes esperándolo para ser atendidos, el médico pasa sus años de tarea post jubilación, lejos de imaginarse haciendo otra cosa.

"Me recibí en el año 1972 y desde entonces ejerzo la medicina. Mi padre fue pediatra y mi hermano mayor (Valois) también por lo que la orientación hacia la pediatría la tuve de manera subliminal", bromeó Raúl a Diario La Provincia SJ.

Martínez Colombres es un profesional muy querido en San Juan ya que durante todos sus años de trayectoria le sucedió algo que lo llena de emoción: niños pequeños que atendió hace muchos años, hoy se acercan con sus familias confiándole la salud de sus propios hijos.

"Eso es algo único, emocionante y hasta me cuesta describirlo.Creo que pasa por la relación que se crea tras muchos años de vernos y de que yo los atienda. Se trata de un proceso en el que soy su médico y ellos mis pacientes, de mi parte es un compromiso muy especial, y creo que desde ellos también. A los pacientes les cuesta mucho despegarse de su médico pediatra. Me pasó que tuve chicos que atendí hasta los 20 años", recordó con una sonrisa. 

Raúl se jubiló hace 7 años pero eso no lo paró ni siquiera un sólo día de atender a quienes lo necesitan. "No se trata de curar al que está mal, sino de mantener la salud de quien está bien", sentenció aclarado que la medicina se trata de eso. 

"Durante mi ejercicio me tocó vivir muchas situaciones con mis pacientes, algunas no tan buenas y otras que sí y que recuerdo gratamente. Tuve pacientes que estuvieron muy mal y que pudieron salir de situaciones difíciles. Creo que ese fue mi objetivo siempre y lo sigue siendo hasta hoy, hacer las cosas bien para desarrollar correctamente la tarea", explicó. 

Y agregó que su familia sabía que seguiría ejerciendo la medicina. "Cuando llevás muchos años, toda la vida ejerciendo es difícil llegar a una edad y no hacerlo más. Hoy la gente se jubila estando bien y eso permite que podamos seguir. Yo me siento bien y la jubilación no significó un paro de mis actividades, al contrario, pienso seguir siendo médico hasta que el cuerpo me lo permita".

Por último Raúl confesó sentir un cariño especial por los niños, quienes al igual que a su familia, le conquistaron el corazón en la tarea. "Trabajar con niños es una tarea especial, uno tiene que cuidar el crecimiento. Hoy es todo un desafío conociendo a la sociedad actual en la que crecen, pero el proceso de conociendo permite que sigamos avanzando y eso no se termina nunca", finalizó. 

 

Comentarios