Ayuda

A 4 meses del accidente, Aitana cumple 2 años y deberá viajar al Garrahan para una operación

La pequeña sufrió un accidente en diciembre pasado que la dejó al borde de la muerte. Logró recuperarse pero ahora se someterá a una operación en Buenos Aires. El sábado es su cumpleaños y necesita un aspirador como regalo.
lunes, 22 de abril de 2019 10:00
lunes, 22 de abril de 2019 10:00

El 18 de diciembre pasado, la vida de Aitana y su mamá dieron un giro de 180°. Un accidente en la puerta de su casa, dejó a la nena de poco más de un año en gravísimo estado. Gracias a la asistencia médica y las oraciones de los sanjuaninos, la pequeña pudo ir recuperándose de a poco. Este 27 de abril, Aitana cumple 2 años y el regalo que su mamá desea es que tenga un aspirador para que pueda empezar a vivir mejor.

"Gracias a Dios va muy bien. Queríamos tener la internación domiciliaria antes del cumpleañitos, la queríamos sacar pero lamentablemente son muchos requisitos porque necesitamos una mejor vivienda para internación domiciliaria. Ahora lo que más necesitamos es un aspirador para aspirar los moquitos por la traqueotomía porque ella no sabe eliminar. Ella respira solo por traqueotomía", comenzó explicando Malena Mercado, mamá de Aitana, a Diario La Provincia SJ. 

La joven madre vive con la pequeña en el hospital de Niños desde aquel día del accidente en el que su tío, en un descuido, sacó el auto y atropelló a su hija. Por aquel entonces, la nena tuvo tuvo hundimiento de cráneo, derrame cerebral, cadera descolocada, pelvis quebrada y el pulmón izquierdo perforado por una costilla. En eso estuvo muy complicada y no tuvo mucha esperanza de vida por eso se multiplicaron por vario tiempo las cadenas de oraciones en su nombre. Pero ahora le está quedando como secuela el hundimiento de cráneo y la traqueotomía.

Para poder salir adelante, Aitana se someterá a una cirugía el próximo 30 de mayo en el hospital Garrahan, en Buenos Aires. Allí la operarán porque tiene problemas anatómicos. Según le informaron los médicos, tiene estenosis y un granuloma, que podría dejarla "muda de por vida" por eso necesita la cirugía urgente. Ante este escenario ya empezó a tramitar el traslado en el avión sanitario.

"Ahora sale afuera, pero está 5 o 10 minutos y debemos entrar porque no respira el aire de afuera. Respira solo con oxigeno o el aire acondicionado. Todo esto no se ya como llevarlo. Estar todo el tiempo acá adentro. Acá tenemos otra vida, es todo distinto, cambió todo por completo. En un segundo nos cambió la vida pero con tener a mi hija con vida ya le doy gracias a dios", señaló la mamá y luego agregó: "acá puede jugar pero en la cama y no puede recibir muchas visitas. Antes estuvo más delicada pero ahora está mejor, aunque no puede salir a jugar. Y de a poco empezó a caminar". 

Aitana juega con su mamá arriba de la cama pero no tiene contacto con otros niños internados en el hospital, a los que mira desde la puerta. Los demás pequeños son enfermos oncológicos que están en otras habitaciones, en aislamiento, con lo cual ella no tiene contacto y por ende no puede jugar.

"Quería sacarla del hospital para poder festejar su cumpleaños porque yo tengo dos hermanitos de la edad de ella y queriamos salir por ese tema pero hasta que no consigamos un aspirador, se está complicando un montón. Seguro que acá el sábado vamos a colocar globos en el techo y puerta y se lo festejaré en la habitación, con permiso del hospital", agregó la mamá.

Según contó Malena, "todos los días" su hija está "con la ilusión" de que alguien vaya a visitarla para que el día sea distinto. "Espera una visita y muchas veces no viene nadie y se altera al ver que otros chicos tienen visitas y nosotros no. Estamos las dos solas. Ahora está hablando, los niños con traqueotomía no hablan pero ella sí. Me dice 'má y acá nadie, acá nadie'. No se como decirle que no, que no viene nadie. O me dice "ooo afuera", que significa que quiere salir afuera a jugar, en el piso y no puede o se maneja mucho con señas. Hay muchas veces que me pone mal, hay veces que le digo, "Aitana ya vamos a conseguir una casita para salir" y me dice 'no má, acá está casita' y me mete abajo de la sábana y me muestra su casita. Me decía ella que abajo de las sábanas estabamos felices pero cuando salimos de ahí ya no", lamentó con gran pesar Malena.

Hoy un aspirador cuesta entre 20 mil o 25 mil pesos y ella no cuenta con los recursos para comprarlo porque al vivir todo el día con su hija en el hospital, no puede trabajar. Por eso apela a la solidaridad para poder tener uno y así hacer que el cumpleaños sea un poco más feliz.

Comentarios