Santa Lucía

Niños crean sus propios "autos" para jugar a las carreras en la Villa Don Arturo

Los niños son el foco de atención de la Villa Don Arturo en Santa Lucía por los carros hechos con sus propias manos. La diversión está garantizada a lo retro.
miércoles, 10 de abril de 2019 22:00
miércoles, 10 de abril de 2019 22:00

Sus risas se escuchan a lo lejos. De sus bocas se escuchan cómo rugen los motores. Se preparan, uno al lado del otro, y el sonido de las ruedas simulan perfectamente el de autos de carrera. Son niños de 8 a 13 años de edad que usan el borde de la vereda, y a veces la calle, para jugar a las carreritas. Lo hacen arriba de "autos especiales" que hicieron con sus propias manos.

Son carros realizados con cajones tradicionales de verduras, ruedas de changos que ya están inutilizados y fierros que obtienen de algún lugar. "Son autos de carrera señora", dicen con orgullo y una sonrisa que se les dibuja en el rostro de punta a punta. Los niños pertenecen a la Villa Don Arturo en Santa Lucía y sus creaciones se convirtieron en ejemplo de imitación.

Ramiro piloteando la nave hecha con Manuel 

Manuel Ortiz (13) creó un carro con Ramiro Narvaez (8). El otro carro lo hizo Alan Nahuel Carrizo (13) con ayuda de su familia que fue el que le sembró la idea y rápidamente se "viralizó" entre sus amiguitos. 

"Primero empezamos con una rueda de chango, después conseguimos un fierro grande y un cajón. Recién fuimos al campo y encontramos otro fierro. Lo armamos recién y cuando terminamos nos fuimos a andar para allá (señalando la plaza). A mi solo se me ocurrió", dijo Manuel a Diario La Provincia SJ.

Por el tamaño del cajón no entran los chicos que son muy grandes o robustos, por eso los que tienen estas característica se convierten en los encargados de impulsar el "vehículo" para adelante y llevarlo a destino en la pista imaginaria que tienen. 

"Tengo dos hermanas más y un hermano más grande pero a mi se me dio la idea de armar el auto. Mi amigo (señala a Nahuel) también tiene otro y nosotros queríamos hacer uno como el de él", dijo destacando que el carro blanco nació emprendiendo "manos a la obra" con Ramiro que una vez terminado se convirtió en "piloto de la nave".

Los dos carros con los que juegan a las carreras

Los niños no piensan por ahora qué les gustaría ser en un futuro, cuando sean grande, solo aseguran que quieren divertirse ahora con lo que más les gusta, estos carros y las carreras. 

 

Galería de fotos

12%
Satisfacción
81%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
6%
Indiferencia

Comentarios