Historias

Quieren abrir una verdulería para dar trabajo y reunir fondos para un refugio de animales

La Asociación Civil Campito San Roque busca cumplir dos iniciativas con un nuevo proyecto que funcionará en Caucete.
domingo, 03 de febrero de 2019 13:10
domingo, 03 de febrero de 2019 13:10

Tras el desarme y robo del cerco perimetral en el terreno donde se construirá un refugio para animales callejeros, donde se los adiestrará para que asistan a personas con discapacidad, la Asociación Civil Campito San Roque lleva adelante un nuevo proyecto: abrir una verdulería para dar trabajo a jóvenes y a la vez, reunir fondos para continuar con la obra.

"Conseguimos la donación de una balanza, que era lo que más necesitábamos y la idea es armar una verdulería solidaria. Conocemos varios jóvenes que no tienen oportunidades laborales y les daríamos una mano. Muchos están mucho tiempo en la calle y con esto, los involucramos en un proyecto de vida", señaló Silvina Rey, referente de la Asociación a Diario La Provincia.

La iniciativa también está abierta a quienes quieran donar verdura para la venta y así, controlar más los costos. "Sabemos que hay muchas personas dispuestas a ayudarnos en este proyecto. Estamos muy entusiasmados. Funcionaría al costado de la ruta, en Caucete, cerca de una casa de familia para poder acompañar a los chicos en su labor", destacó.

El refugio

Para este proyecto, los integrantes de la Asociación llevarán los animales al refugio, donde dos adiestradores (uno de ellos, integrante de la división Canes de la Policía de San Juan) aplicarán sus técnicas con callejeritos sanos y también con amputados u con otro tipo de discapacidad. "Recibiremos a los animales mestizos que son abandonados y se les dará atención veterinaria y tránsito. A la vez, los interesados en tener un perro adiestrado deberán ser parte del proceso de entrenamiento porque en estos casos es el animal el que elige con quién estar; a quién ayudar. Será un mecanismo muy cuidado porque necesitamos garantías de que la adaptación será exitosa", señaló Silvina.

La iniciativa cuenta con la colaboración y el compromiso de los 30 voluntarios del Campito San Roque, un abogado, un contador, un veterinario y hasta un médico que actuará en caso que haya alguna contingencia en el adiestramiento. Además de caniles e instalaciones para hacer un trabajo integral, también se espera sumar un quirófano para esterilizar. "Con el emplazamiento de un container o un módulo habitacional, podemos tener un lugar para castrar a los animales, otro requisito para recibirlo y trabajar con ellos. Además, vecinos de la zona podrán llevar a sus mascotas", destacó.

 

Comentarios