Historia

Tragedia en Santa Lucía: "mi hijo me pregunta si la hermanita va a volver"

La familia sufrió la pérdida de Astrid de 5 años de edad. A pocos días de la tragedia, los hermanitos que vivieron de cerca el fuego son los más afectados por la experiencia.
jueves, 28 de febrero de 2019 00:00
jueves, 28 de febrero de 2019 00:00

Astrid Milagros Galaz Díaz tenía 5 años de edad y el pasado lunes murió en un voraz incendio que se desató en su casa de calle Joaquín González y Las Heras, en villa Muñoz, en Santa Lucía. Sus dos hermanitos se salvaron gracias a la velocidad de la madre para sacarlos de ahí. Sin embargo, cuando intentó sacarla a ella, ya era tarde y las llamas habían avanzado evitando el paso.

La pequeña tenía retraso madurativo motor y su muerte generó un gran dolor en la familia que no pudo volver a la casa porque Bomberos informó que quedó inhabitable y con posibilidad de derrumbe. Lejos de  las pérdidas materiales que produjo el siniestro, el dolor es lo que cala más hondo en la familia, especialmente en sus hermanitos de 6 y 3 años de edad.

"El de 6 años si sabe qué pasó. No pregunta, pero nos damos cuenta cuando se acuesta en el piso, se sienta por ahí, nos abraza a mi y a mi señora. Estuvo en el velorio. Ahora me pregunta si la hermanita va a volver", relató a Diario La Provincia SJ, Jesús Galaz, papá de la nena.

El hombre contó que "de a poquito" van "a ir explicando a los niños lo que pasó" pero igual ellos se han dado cuenta aunque tratan de no hablar del tema. 

"Lorenzo, el más grande es el que más se dio cuenta. Ellos estuvieron cuando se incendió la casa, vieron cuando se quemó todo", agregó con la voz entrecortada el padre al momento de recordar ese infierno por el que tuvieron que pasar. 

Producto de este momento, todos las secuelas en "la mente y en el alma" son grandes por eso esperan que pase unos días para empezar con el apoyo psicológico con una profesional que le ofreció el municipio de Santa Lucía.

"Los chicos se esconden detrás de la puertas y de la cortina. Lorenzo se despierta a la noche cuando duerme porque cree que no estamos al lado de ellos", destacó subrayando que: "después de perder a mi hija estamos todos muy mal".

Jesús indicó que ahora necesitan la ayuda de todos tanto en lo emocional como en lo material. El Ministerio de Desarrollo Humano asistió con camas y colchones y se comprometió a pagar un alquiler por cinco meses. El Municipio de Santa Lucía contrató a Jesús para que empiece a trabajar desde este viernes.

Pero necesitan ayuda con comida, ropa y calzado, más ahora que empezarán los chicos a ir a la escuela.

Comentarios

Otras Noticias