Investigación

Cuál es la zona de San Juan que se mira con especial atención por su actividad sísmica

Uno de los sismos sentidos más importantes del año se registró en ese lugar y por ello, los investigadores llaman a estar atentos.
domingo, 08 de diciembre de 2019 14:08
domingo, 08 de diciembre de 2019 14:08

San Juan es una zona sísmica por excelencia y por ello, su actividad es permanente aunque algunos sean los temblores sentidos. Este año, uno de los más resonantes fue el ocurrió en el departamento Iglesia, el pasado 28 de octubre y que alcanzó 5,2 a sólo 11 km. de profundidad de acuerdo a los datos de INPRES.

Los investigadores miran las estadísticas y concluyen en que esa es una de las zonas que puede generar los movimientos sísmicos más intensos y con ello, hay que estar alertas. "Antes del sismo del 28 de octubre se registró uno similar hace 10 años atrás. Allí mismo fue donde se registró el llamado terremoto argentino, en 1894 que causó varias muertes, grietas y destrucción total de viviendas, en un lugar mayormente rural. Seguimos de cerca su intensa actividad y sólo podemos decir que hay que tenerle respeto por su potencial sísmico", señaló Patricia Alvarado, doctora en Geociencia e investigadora de CONICET, a Diario La Provincia SJ.

Este año cierra con un activo registro de sismos, en un patrón similar a años anteriores pero lo que sí cambia es que se van perfeccionando los mapas de seguimiento y los recursos de los que disponen los especialistas. "Eso nos permite tener un mejor conocimiento de las zonas y su peligrosidad o potencialidad. Los sismos y terremotos no se pueden predecir pero sí podemos señalar qué lugares miramos con atención".

En ese sentido, la precordillera y la zona oeste de San Juan son de cuidado. "Allí hay una actividad interesante y eso obliga a tomar las precauciones del caso. Saber que allí se pueden generar terremotos y por eso, debemos habituarnos a tener desde nuestra mochila de emergencia a plan de evacuación del lugar en que estemos como, por supuesto, viviendas antisísmicas", destacó.

Además, no cesa el seguimiento de los sismos para tener un mapa actualizado "del que todos debemos ser concientes y, como siempre digo, no tener miedo sino capitalizar la información en prevención", sentenció.

El terremoto más destructivo en San Juan

El terremoto de octubre de 1894 "afectó el noroeste de San Juan y causó daños y víctimas en San Juan y La Rioja. Además hubo daños menores en Catamarca, Córdoba, San Luis y Mendoza. La intensidad máxima alcanzada fue de IX en la escala Mercalli", destaca un informe del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES).

Por su gran impacto, se lo conoce como "terremoto argentino" y además de destrucciones materiales importantes, los registros históricos señalan que se llevó la vida de al menos 40 personas en su epicentro ubicado en Iglesia, en una zona en ese momento poco poblada. Las construcciones de adobe se vinieron abajo y fotos y publicaciones de la época muestran cómo se abrieron grietas en la tierra por el movimiento que tuvo una intensidad máxima entre 7,5 y 8,9 en la escala de Richter, algo que hoy nos cuesta dimensionar.

Siguiendo los registros del historiador Horacio Videla, el "terremoto argentino" fue eterno: tuvo una duración entre 2 a 3 minutos y marcó un antes y un después en la tarde de un sábado "serena y calurosa". Las grietas incluso atravesaron los límites entre San Juan y La Rioja y se habla que el movimiento fue, según Bodenbender (uno de los investigadores de la época que registró con más detalle este fenómeno), "ondulatorio, creciendo enseguida hasta tres golpes, de los cuales el más violento fue el segundo para luego tomar otra vez la forma ondulatoria y extinguirse".

"Si quisiéramos construir el epicentro atendiendo sólo a los efectos, aquel se hallaría en el valle de Iglesia y Rodeo. La intensidad alcanzó el más alto grado, como se evidenció por golpes violentos de abajo hacia arriba y ruidos semejantes a cañonazos o explosión de granadas. También los sacudimientos (réplicas) que siguieron al 27 de octubre fueron en la región, como yo mismo lo puedo constatar, los más frecuentes y violentos, con una duración de 1 a 2 minutos", destacó su informe.

 

 

Comentarios