Historia

El amor puede más: se casan dos internos del penal y una conocida abogada será la testigo

La letrada se comprometió a regalarle el vestido a la novia. La boda será el próximo 17 de diciembre y habrá fiesta en el Penal.
sábado, 09 de noviembre de 2019 13:55
sábado, 09 de noviembre de 2019 13:55

En el Servicio Penitenciario los compañeros de los novios ya preparan los confites y el arroz. Es que el próximo 17 de diciembre dos internos que se conocieron allí darán el "Sí, acepto", y una conocida abogada actuó de "Cupido" en la relación. 

La flamante pareja son Ana Roldán y Renzo Colazo, a quienes no les queda mucho tiempo para salir en libertad, y decidieron sellar su amor en la cárcel. "Recibí la llamada de Ana y me sorprendió, me dijo que tenía algo para contarme y me preocupé porque pensé que había pasado algo malo pero no. Muy nerviosa me contó que con Renzo decidieron casarse y en la primera que pensaron fue en mi, me dio mucha alegría", contó emocionada Filomena Noriega, defensora de los dos, a Diario La Provincia SJ. 

Sin dar detalles en las causa de ambos, la letrada aclaró que no les queda mucho tiempo en el Servicio Penitenciario y dio detalles de cómo se forjó la relación. 

Filomena Noriega, abogada de los novios 

"Me contaron que siempre se miraban en el patio pero que no podían hablar. Entonces él averiguó quien era ella y presentó una nota para verla. Cuando ella lo recibió ya sabía de quien se trataba y no dudó en aceptar. Así comenzaron a hablar y reunirse hasta que él le preguntó si querían ser novios", relató Noriega. 

Todo comenzó a principios de este 2019 y en sus reuniones fue que se contaron que ambos tenían en común la misma abogada. "Hace unos días ella fue a verlo y cuando entró, él se arrodilló en frente de todos y le propuso casamiento. Todos aplaudieron y ella dijo que sí. Ese mismo día se contactaron conmigo y me preguntaron si quería ser la testigo", dijo la abogada.

Noriega recibió la noticia cuando se encontraba trabajando y fue su secretaria la que le dijo que debía seguir, frente al momento de emoción. "En la misma llamada le dije que yo le regalaré el vestido y la torta y Ana se largó a llorar. Más tarde Renzo me llamó y me agradeció que haya aceptado, esto me pone muy contenta", explicó. 

Noriega, defensora de los derechos de los internos en el penal, sumó que "quienes van al penal es porque pagan una equivocación que en algún momento de su vida cometieron, pero todos los demás derechos se deben garantizar". "Que puedan tener su casamiento en la cárcel es algo que me pone muy feliz, no es la primera vez que a alguno de mis defendidos le pasa, y eso me hace pensar que en los momentos más difíciles también pueden ocurrir cosas buenas", sentenció. 

Ana y Renzo darán el "Sí" el martes 17 de diciembre y podrán asistir sólo algunos familiares y quienes ellos eligieron como testigos de matrimonio, debido al reclamento del Servicio Penitenciario. 

"No tengo dudas que van a ser muy felices porque los dos son muy buenas personas y juntos están muy bien. Ser la testigo me emociona, no me lo esperaba y en medio de tantos "palos" que este trabajo te da, recibir una noticia así me hace muy feliz", finalizó. 

Comentarios