Historias

Era jugador de futsal y murió en un trágico accidente, ahora su hermano corre para recordarlo

Se llama Juan Pablo Lahora y es la joven promesa del ciclismo. Una historia de dolor donde se logró transformar la tristeza en alegría.
domingo, 03 de noviembre de 2019 22:34
domingo, 03 de noviembre de 2019 22:34

Se llama Juan Pablo Lahora, tiene 15 años y la joven promesa del ciclismo sanjuanino. Sin embargo a su corta edad, la vida le quitó a una de las personas que más amaba y tuvo que transformar la tristeza en alegría. 

"Ahora corro por él", es lo que en varios ocasiones muchos escucharon decir. Juan Pablo es hermano de Lucio Lahora, el joven jugador de futsal que falleció el pasado julio cuando volvía de un entrenamiento y un automovilista lo embistió. 

"Ahora estoy bien porque tengo que sostener a mi familia, aunque hay días que me golpean. La muerte de mi hermano fue algo que nadie esperaba pero encuentro en él la motivación para entrenar y dar lo mejor de mi, quiero que desde donde esté se sienta orgulloso", contó Juan Pablo a Diario La Provincia SJ. 

La tragedia azotó a la familia y tras ver a sus padres totalmente quebrados, el adolescente decidió darles una alegría pensando en que eso le hubiera gustado a Lucio, ahora su ángel. 

"Mi sueño es llegar a representar a la Selección de ciclismo, quiero representar al país. Cada vez que llego a la meta lo primero que hago es saludar al cielo desde donde me mira mi hermano. Lo primero que siento es muchísima alegría, me gusta dedicarle mis triunfos a el", dijo emocionado.

Y agregó que "me imagino que se pone feliz cuando me ve ganar. Lucio me apoyaba un montón cuando no me sentía muy bien o simplemente no quería ir a entrenar. El siempre me empujaba a seguir adelante, me decía que nunca lo tenía que dejar porque era lo que más me gustaba  que le siga metiendo. Me decía que yo voy a llegar a ser grande, eso se me quedó". 

Es el mismo Juan Pablo el que ahora siente que su familia lo apoya y acompaña mucho más y eso también lo motiva a la hora de pedalear. "Ahora mi papá me acompaña y entrenamos juntos, eso a él le hace bien. Siempre están esperándome cuando termino una carrera. Siento que la tragedia de mi hermano nos unió más como familia". 

Justamente fue su papá José quien lo introdujo en el mundo del deporte, desde su propia experiencia, cuando ayudaba a niños con discapacidad a comenzar en el ciclismo. 

"Me gustaba muchísimo cuando lo hacíamos con mi papá y no descarto que volvamos a implementarlo, sería muy emocionante. Eso también le gustaría mucho a Lucio, estoy seguro", culminó. 

Comentarios