Historia

Alberto, el niño que sorprendió bailando hip hop en el Hospital de Pocito

Alberto tiene 13 años de edad y le encanta hacer Hip Hop. En su familia se practican varias danzas y este viernes se ganó los aplausos y los gritos de aliento de decenas de jóvenes en el hospital de Pocito.
viernes, 28 de septiembre de 2018 17:00
viernes, 28 de septiembre de 2018 17:00

El hip hop es uno de los bailes "importados" que de a poco va avanzando en la Argentina. Niños y jóvenes se ven cada vez más atraídos por este ritmo que suele practicarse más en las calles que en salones o espacios cerrados. Este viernes, este baile fue protagonista en la destreza de un niño de apenas 13 años de edad en el hospital de Pocito.

Alberto Galdeano vive en La Rinconada y su amor por el hip hop nació en el 2016. Como en todo el proceso de "amor" por esta disciplina, la tecnología estuvo presente para atraparlo. Fue a través de videos de este baila que vio en las redes sociales y en diferentes páginas que comenzó a interesarse por aprender. "Empecé viendo uno que otro video y me empezó a gustar. Ahí me dio ganas de ir a un instituto y le dije a mi familia. Me mandan ahora a un instituto cerca de casa y me encanta aprender cada vez más cosas nuevas", señaló el joven a Diario La Provincia.

Alberto viene de una familia amante de las danzas. Su prima Yamila Aracena es profesora de árabe y su hermanita baila español. "A todos en mi familia les gusta el baile. Son ellos los que me motivan siempre a aprender más y seguir bailando. Y me gusta más cuando voy a la escuela y mis compañeros me dicen 'qué bien que bailas', 'me encanta lo que haces'", contó el niño de 13 años de edad.

De la mano de su mamá llegó varias veces hasta el hospital Federico Cantoni para atenderse y fue en una de esas salidas donde los médicos y enfermeros vieron su destreza y lo incentivaron a presentarse ante un público. Este viernes, el niño se animó y bailó alentado por cientos de jóvenes de diferentes escuelas de Pocito.

Fue en el contexto de la jornada saludable que organizó el Ministerio de Salud y que se desarrolló en la esplanada del hospital. Allí el niño actuó rodeado por los chicos de las secundarias que lo alentaron con palmas y gritos de apoyo.

"La última vez viene acompañando a mi mamá al hospital y me preguntaron si quería bailar y les dije que sí, que no había problema. Hoy me dio un chiquito de verguenza al principio pero después con la gente gritando me gustó mucho", finalizó.

Galería de fotos

Comentarios

Otras Noticias