Judicial

Tres hermanitos sanjuaninos y un drama atado a la adopción

La jueza de Niñez María Julia Camus, tras evaluar el estado y condición de los tres niños y la pareja de guarda, dispuso que las nenas de 6 y 7 años tuvieran una nueva familia mientras el menor espera una nueva guarda.
martes, 11 de septiembre de 2018 09:45
martes, 11 de septiembre de 2018 09:45

Tres hermanitos de 3, 6 y 7 años de edad atraviesan una situación bastante delicada. En diciembre del 2016 fueron dados a una pareja como guarda y a casi dos años de vivir juntos, los padres sustitutos devolvieron a las hermanitas más grandes y quisieron quedarse con el más chico. En este escenario, la jueza de Niñez María Julia Camus dispuso aplicar un protocolo de evaluación que lo concretó la Dirección de Niñez y a partir de esto, el menor fue retirado del lugar donde vivió durante este último tiempo.

"La pareja tuvo a los tres niños hasta abril de este año cuando me llamaron por teléfono diciéndome que había fracasado el proceso de vinculación con las nenas pero sí querían quedarse con el hermano más chico. Lo que les dije es que tenía que evaluar. Cuando devuelven un niño después de un proceso de vinculación como proceso de selección, 'este lo devuelvo y este me lo quedo', tenemos que ver si la familia realmente puede cuidar al niño", señaló la jueza en radio AM1020.

De acuerdo a lo indicado, en todo este tiempo que vivieron juntos, la pareja en ningún momento inició el trámite de adopción. Ellos firmaron la guarda provisoria en diciembre del 2016 pero, pese a que a partir del quinto mes ya podían pedir la adopción, nunca lo hicieron. Esto también sumó al momento de analizar la continuidad de uno de los menores con la pareja. La guarda fue revocada en abril de este año.

"Hubo cierta predilección por el más chico y a las más grandes ni siquiera las llevaban al médico. Ni siquiera le hicieron ver el carnet de vacunación, a las que no le pusieron ninguna vacuna", agregó la magistrada. 

La Dirección de la Niñez fue la encargada de hacer la evaluación después de que la pareja pidió que le sacaran las dos nenas mayores y de esta evaluación surgió que la familia no está en condiciones de hacerse cargo del niño más pequeño. "Lo más probable es que lo expulsen como hicieron con las dos hermanas más grande. Se revocó la guarda provisoria y retiramos al niño", agregó.

Ahora las hermanitas han pasado de la familia guardadora a otra familia que inició el proceso de guarda con fines de adopción. En este escenario, "las niñas empezaron a contar que la otra señora les decía que eran malas, que nunca iban a tener otra familia y que no servían". "Si se les dice que son malos no los preservan psicologicamente, no les están afianzando su identidad. Cada vez que pasaba algo en la casa les decían que era culpa de ellos", agregó la jueza quien subrayó que "hubo un daño sobre las dos nenas".

"En el momento que se tomó la medida, el niño más chico lloró porque dormía pero ahora en el lugar que están no reclamaron por la pareja", finalizó, destacando que "el vínculo entre los hermanos siempre se mantienen".

Comentarios