Historia

El taller de robótica de la EPET 4 le devolvió la posibilidad de correr a un ciclista del SEP

Se trata de Ignacio Pérez, quien tras un problema de salud debieron amputarle sus dedos. Una prótesis, diseñada por un mendocino e impresa en San Juan, lo ha puesto de nuevo en la ruta.
sábado, 01 de septiembre de 2018 17:43
sábado, 01 de septiembre de 2018 17:43

Octubre del 2017 fue un mes difícil para el Sindicato de Empleados Públicos. Es que tras algunos estudios descubrieron que uno de sus más antiguos corredores tenía una trombosis y debían amputarle cuatro dedos de su mano derecha.

Se trata de Ignacio Pérez, un cordobés de 27 años quien se incorporó al conjunto continental allá por el 2013, y que gracias a la ayuda de muchas personas, esta temporada volverá a la ruta. 

"Comencé a sentir mucho dolor en mi mano y los doctores descubrieron que tenía tapada la arteria humeral del brazo derecho (es la continuación de la arteria axilar, que se encuentra a la altura del bícep). Tras realizar varias consultas, terminé perdiendo cuatro dedos de la mano. Todavía no se sabe por qué se originó, porque puede ser por muchas cosas, como un golpe", contó el ciclista a Diario La Provincia.

Tras la operación, pasó meses muy duros, con el apoyo incondicional de su pareja y amigos. Decidió no bajar los brazos y buscar una solución que le devolviese su pasión. "Hice rehabilitación en la muñeca y manos. Mientras tanto averigüé mucho hasta que logré contactar con un chico de Mendoza que paradójicamente se llama igual que yo, Ignacio Pérez. Él se sentó y la comenzó a dibujar. Se interesó mucho y me dio muchas opciones hasta que logramos perfeccionarla. Lo hizo todo sin lucrar, lo hizo desde cero y estoy muy agradecido con él".

Una vez que estuvo el diseño, los encargados de darle vida fueron los docentes junto a los alumnos del taller de robótica de la EPET 4. "Imprimimos varias hasta que logramos que estuviera bien el tamaño y todo. Es que no existían prótesis especiales para el ciclismo, se necesitaba un agarre, una especie de pinza. Si bien le seguimos haciendo modificaciones, ya puedo hacer fuerza y estoy entrenando para volver a competir. Estoy muy agradecido con los profesores Rubén Zabaleta y Miguel Parazza que se comprometieron para ayudarme", agregó Ignacio.

Si todo continúa como hasta el momento, en octubre ya estará de nuevo en competencia. "Estuve sin actividad alrededor de 6 meses y eso es mucho. Me costó y me está costando todavía el volver a entrenar. Es todo un proceso. El equipo se ha portado 10 puntos. Estoy muy agradecido con José Díaz, el presidente del SEP y con toda su familia, con los trabajadores del Sindicato que nos conocemos desde hace muchos años y por supuesto con mis compañeros. Ayudó mucho para mi recuperación".

Su carrera

El pedalero representó a la Argentina en la Selección.


La primera vez que se subió a una bici, en su Villa Dolores natal fue según sus palabras "por curioso", a los doce años. Lo hizo junto a sus amigos de la época, pero fue el único que decidió hacer del ciclismo una carrera. 

"Participé en equipos de todo el país con los que venía muy seguido a San Juan e hice muchos amigos en esta provincia. Estuve casi 6 años en Europa entre España y Francia. También participé de la Selección Argentina", recuerda con mucha humildad.

Hace cinco años abandonó el viejo continente y decidió radicarse en la provincia. "Vi que el equipo se estaba armando muy bien, que José y el Sindicato eran muy serios, y que tenían un proyecto grande. Me gustó y me quedé. Esto es mi pasión. No pienso demasiado en el futuro, solamente en recuperarme a nivel físico y volver a hacer mi vida de antes", sentenció.


 

Comentarios