Declaración

Monseñor Lozano sobre el cura denunciado: "lo ví muy dolorido y conmovido"

Monseñor Jorge Lozano contó fue al encuentro del presbítero este miércoles en la tarde y éste se mostró mal ante la denuncia. 'Tiene una gran preocupación por el ámbito familia y social', señaló.
jueves, 30 de agosto de 2018 09:13
jueves, 30 de agosto de 2018 09:13

Dolorido y conmovido por toda la situación. Así está el padre W.B., cuya identidad se preserva porque la denuncia estaría vinculada a un menor de edad sobrino de él. Tras conocerse la denuncia de lo ocurrido, monseñor Jorge Lozano fue hasta la parroquia de Angaco a dialogar con él y saber qué pasó.

"Apenas nos enteramos ayer en la mañana, ya en la tarde tomé contacto con él para definir la situación. Todos están urgidos por el ámbito judicial y estamos esperando que tomen iniciativa y se tome la medida", comenzó expresando Lozano en radio Estación Claridad. 

De acuerdo a lo indicado, cuando conoció la noticia, lo primero que hizo fue limitarse a las indicaciones que maneja la Iglesia entorno a temas delicados de este tipo. "Él no tiene en este momento ninguna tarea pastoral encomendada. No puede celebrar misa ni tener contacto con grupos. En su casa podrá recibir a los amigos y gente que se le acerque pero no como tarea de la iglesia", explicó Lozano quien indicó que el presbítero tiene ahora acompañamiento espiritual o de la misión que se le encomienda.

"Lo vi dolorido y conmovido con una gran preocupación por el ámbito familia y sociedad. Es una situación muy dura para él", agregó señalando que lo que se tiene estipulado es "quitarle la tarea pastoral hasta que se aclare la situación y se pueda revisar su situación ante la justicia". Luego señaló que hay que "esperar una situación más estable" y para eso el padre de la presunta víctima (que ha sido cuñado del cura) presente la denuncia en sede judicial, algo que hasta ahora no ha ocurrido.

El hecho que fue denunciado en la Comisaría 18 de Albardón estaría vinculado a una situación en el contexto familiar con el presunto abuso de un niño de 15 años de edad que sería su sobrino. "En el contexto de la iglesia no hemos tenido denuncia de actitudes de este tipo en la parroquia", aclaró Lozano.

Por ahora no cuenta con abogado y está a la espera que la causa llegue a la justicia para que se le asigne un defensor oficial.

Comentarios