Creencia

Miguel Ángel Santurio, el "cura sanador" que causó revuelo en San Juan, ahora hace misas de "liberación"

El cura de la iglesia ortodoxa sigue de recorrido en Cuyo no solo con misas de 'curación' sino con 'liberación' y 'de prosperidad'. En San Luis tiene mucha actividad.
lunes, 30 de julio de 2018 11:00
lunes, 30 de julio de 2018 11:00

Mujeres y hombres tirados en el frío pavimento. Personas llorando y otras gritando. Y él caminando entre la gente imponiendo las manos para "hacer curación". En mayo del 2015, Miguel Ángel Santurio, cura católico apostólico ortodoxo, brindó una misa de sanación en el barrio Alberdi, en Santa Lucía. La repercusión fue tal que en junio de ese año regresó para hacer una segunda jornada y congregó a muchas personas. Luego de recorrer varios departamentos de la provincia realizando ceremonias religiosas de este tipo, nunca más se supo más nada de él en San Juan. ¿Qué pasó?

Imponiendo las manos en Santa Lucía

Miguel Ángel Santuro, quien en el 2013 fue condenado en un juicio canónico por abuso en Misiones y luego fue liberado por falta de pruebas, se asentó fuertemente en San Luis donde viene realizando no solo misas de curación sino de prosperidad y hasta de liberación. La última ceremonia la realizó el pasado jueves 26 de julio donde los "fieles seguidores" fueron "testigos" de las palabras de "liberación" de aquellos que estaban "oprimidos por el mal". 

"Pedimos que derrames el don y la gracia del espíritu santo que rompa y tire todos los males físicos, psícos y espirituales que hayan en nosotros. En tu nombre yo rompo todos los males que hayamos recibidos de nuestros padres o antepasados, en línea paterna o materna, hasta sexta generación atrás. Toda herencia de pecado, de maldiciones, de daños físicos, psíquicos y espirituales yo lo rompo y lo dejo sin efecto en la vida de cada uno de nosotros", dijo en un tramo de la ceremonia que brindó aquel día ante decenas de personas en el Salón El Reno de aquella provincia.

Las palabras las dio al final de la ceremonia religiosa donde no faltaron palabras para "sacar" los malos generados por "gualichos". "Rompo toda infectación, expresión diabólica, todo trabajo espiritual que nos puedan haber hecho de magia blanca, negra, roja, umbanda y todo maleficio que nos hayan hecho en nuestra contra, todo daño espiritual que podamos tener. lo rompo y lo dejo sin efecto. A todo demonio y diablo, que vuelque, le ruego que se retire fuera de nosotros y se presente a los pies de Cristo", señaló al final de la ceremonia religiosa mientras caminaba entre la gente.

La "misa de liberación" fue publicada en una cuenta de Youtube, de Facebook y de Instagram que fue creada con el fin de difundir sus actos bajo el perfil de Eparquía Católica Ortodoxa de San Luis. Los primeros videos fueron publicados hace cuatro meses y no se ve ninguno que haya sido registrada en San Juan.

Recordá su paso por San Juan

Santa Lucía: revuelo en un barrio por la presencia de un cura que aseguró ser sanador
Tras la controversia volvió el padre Miguel al barrio Alberdi con menos seguidores


 

Galería de fotos

Comentarios