Historia

Motivados por un niño de 5 años, casi 100 sanjuaninos se registraron como donante de médula

Mateo Molina tiene 5 años y casi un centenar de sanjuaninos se movilizaron hasta una oficina de Santa Lucía para registrarse como donante de médula. La organización esperaban como máximo 15 personas y ahora piensan volver a realizar otra campaña.

Mateo Molina tiene 5 años de edad y su historia conmovió hace un par de semanas. El pequeño tiene leucemia y lleva una fuerte lucha desde hace dos años de la mano de su mamá. Ambos encararon este fin de semana una campaña que denominaron "Dona Médula San Juan" con el fin de generar un registro de donantes que pudieran permitir salvar vidas a futuro. El resultado fue el menos esperado pero sí el más deseado: casi 100 personas se acercaron a donar.

"Superó lejos todas las espectativas. Fueron cerca de cien personas y fue grandioso. Estamos re felices porque superó ampliamente la expectativa. Desde el Iphem nos dijeron que si iban 15 personas era un éxito y fueron casi 100 personas. Yo no pertenenzco a ningun grupo político ni asociación. Soy una mamá sola con ganas de aportar algo", explicó a Diario La Provincia, Laura Molina, mamá de Mateo.

La campaña se concretó este sábado en la mañana y la gente se fue acercando de manera voluntaria durante todo el tiempo que tuvieron las puertas abiertas en la municipalidad de Santa Lucía. El gran motivador de los donantes fue el pequeño Mateo que con su fuerza y voluntad fue vista por muchos de los presentes como un verdadero ejemplo de vida.

"Mi hijo Mateo tiene 5 años y a los 3 le diagnosticaron leucemia. Él empezó con dolor grande en el talón derecho, estuvimos más de 3 meses dando vuelta en médicos, especialistas y me decían que era mañana. Pero luego Dios me iluminó, porque uno sabe que no es maña, y me fui a Mendoza con él por uno o dos días para saber qué tenía mi hijo, Nos terminamos quedando casi un año. Son momentos muy tristes y dolorosos. Puso su cuerpito con muchos dolores, quimios y fueron más de 40 operaciones. Logró pasar eso que fue lo peor y ahora rogamos a Dios que comience a trabajar su médula sola", explicó Laura.

Hasta acá, el pequeño no necesita trasplante pero sí hay muchos chicos y adultos que sí lo necesitan. Por eso nació la campaña: para ayudar a los que atraviesan ese duro momento. "Gracias a Dios no necesita trasplante pero estuvimos con niños que fallecieron por no encontrar donante compatible. Muchos no saben lo que es la donación de médula y por eso no donan", agregó.

Mateo ahora pasa por una "etapa de mantenimiento" y a raíz de eso es que decidieron "hacer esta campaña para conscientizar a la gente, y ayudar a crear consciencia".

"La verdad que fue sorprendente y gratificante. Mucha gente no pudo ir y lo que se quiere es volver a repetir la campaña, por ahí el año que viene. Por ahora no porque fue muy agotador", finalizó aconsejando a la sociedad: "que piensen en los niños, nadie está exento, que se animen a donar porque van a salvar vida, hay miles de familias que espera por este milagro".

Galería de fotos
Comentarios