Eliminar impacto sonoro

Por la aplicación de la ordenanza anti boliche en Rivadavia, cerró un local el fin de semana

El local en cuestión es NuvóClub y cerró sus puertas tras la noche bailable del sábado. La ordenanza comenzó a aplicarse en octubre y es una respuesta a los vecinos de la zona.

Desde octubre pasado, entró en vigencia la ordenanza que prohíbe a los boliches, lugares bailables o con música estridente funcionar en zonas donde esté asentada la comunidad. El objetivo es eliminar el impacto sonoro que producen estos locales y que perturba la paz vecinal. En este contexto, este fin de semana cerró sus puertas un boliche que llevaba vario tiempo entre los sanjuaninos.

Se trata de NuvóClub, ubicado en calle Coll 5371 oeste antes de Rastreador Calivar. Precisamente este local se ubica dentro de la zona que se restringió para esta actividad con el decreto y que comprende cuatro puntos del departamento: al Oestes por calle Rastreador Calivar, al Norte por calle Coll, al Este San Miguel,  al sur calle Comandante Cabot.

NuvóClub brindó su última noche este sábado con una importante concurrencia de público y luego de cerrar sus puertas, se despidió con un mensaje en las redes sociales explicando que el fin de la actividad es por la ordenanza que prohibe tal actividad. Dicha ordenanza establecía que el local iba a funcionar hasta que la habilitación caducara, una vez que eso pasara no iba a ser renovada y por ello debían mudarse.

La ordenanza busca minimizar el impacto sonoro que produce este tipo de negocios que se ve complicado aún más cuando los sonidos ambientales del contexto bajan. 

La medida no afecta los restoranes y bares.

 

Comentarios