Historia

El padre de Alan González quiere conocer las personas a las que le llegaron los órganos de su hijo

Juan Sebastián González pidió conocer a algunas de las cinco personas que recibieron los órganos de su hijo, especialmente a la nena de la misma edad que fue receptora del corazón.
viernes, 07 de diciembre de 2018 17:49
viernes, 07 de diciembre de 2018 17:49

En octubre pasado, una historia conmovía a los sanjuaninos. Un nene sufrió un accidente escolar mientras hacía gimnasia y producto de esto perdió la vida. Su nombre era Alan González, tenía 10 años de edad y producto del deceso su familia decidió donar los órganos para dar más vida. Este jueves se conoció que el corazón de él lo recibió una nena de la misma edad mientras que otros órganos fueron a personas de diferentes edades en todo el país.

Ahora el padre del pequeño, Juan Sebastián González, pidió conocer a algunas de estas personas a las que Alan le extendió y mejoró la calidad de vida. "Queremos llegar a esas personas, saber dónde está el corazón de Álan, a donde fueron las otras partes. Queremos ver sonreir a esas personas y conocer quien tiene esa partecita de Alan, sería hermoso verlo", expresó el padre en Telesol.

Captura Telesol

Acompañado de su esposa y sus dos hijos, el hombre habló con entereza pero dejando traslucir el dolor de la ausencia. Contó que "fue algo fuerte" decidir donar los órganos pero lo hicieron sabiendo que podían "llegar a otras personas".

"Estamos orgullosos y les decimos a la gente que es hermoso donar los órganos, cuesta porque en un momento tan doloroso cuesta pero es hermoso porque le das vida a otras personas... a veces me pongo a pensar en él y que vino por algo", destacó.

Desde Incucai, informaron a la familia González que la córnea derecha fue implantada a una paciente femenina de 61 años de edad, la córnea izquierda a un hombre de 32 años, el riñón derecho a un hombre de 37 años y el izquierdo a uno de 47 años. El corazón fue implantado a una nena de 10 años.

"En ese momento se nos rompió el alma decidir, pero es hermoso y nos sentimos orgullosos de que haya llegado a algunas personas y nuestro hijo siga vivo. Es lo que sentimos yo y la madre", finalizó destacando que todo esto es muy "fuerte" y sienten "el orgullo de haber donado los órganos".

 

73%
Satisfacción
19%
Esperanza
0%
Bronca
7%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios