Historia

Fue operada a corazón abierto y quiso agradecer a los sanjuaninos que colaboraron para su tratamiento

Candela Pozzo tiene 17 años y en agosto fue operada por una arritmia cardíaca a corazón abierto.
domingo, 02 de diciembre de 2018 15:50
domingo, 02 de diciembre de 2018 15:50

Fuerte, directa y con mucha fuerza de voluntad, así es Candela Pozzo, la adolescente de 17 años que puso en vigilia a cientos de sanjuaninos que pidieron por su salud. En agosto de este año fue operada en el Hospital Italiano a corazón abierto y ya recuperada y desde su casa, quiso agradecer a los sanjuaninos que colaboraron en una emocionante movida solidaria.

"Me siento muy bien de volver al fin porque era algo que yo necesitaba. Estar rodeada de quiénes no me soltaron y me ayudaron en este momento de mi salud. La verdad que no tengo palabras para toda la gente que me ayudó porque lo hacían sin recibir nada a cambio y eso lo hacen las personas que tienen un corazón de oro en mí opinión", dijo Candela a Diario La Provincia.

Antes de participar de un almuerzo familiar, que en su período de recuperación "le toma otro sentido", Cande y su mamá recordaron la gran movida solidaria en la que vendieron frascos con golosinas como regalos del Día del Amigo, y en el que cientos de sanjuaninos participaron conmovidos por la salud de la menor.

"A la campaña la empezamos por whatsapp y las redes y a las horas habíamos vendido todo, estábamos sorprendidos de la cantidad de gente que participó y nos ayudó. Con lo recaudado pudimos alojarnos en Buenos Aires y poder permanecer allá. No queríamos dejar de agradecer a todos los sanjuaninos que nunca nos dejaron solos, tanto económicamente como con la oración o pensando positivamente en Cande", recordó su madre Marcela Moncho.

Y además no olvidó a un hombre de Valle Fértil que la llamó y le dijo que "no tenía dinero para comprar frasquitos con golosinas pero que iba a colaborar pidiendo por mi hija. Me dijo que le rezaba a la Virgen de Fátima y nos acompañaba así, son gestos que salen del alma y llegan al mismo lugar".

En su recuperación Candela recibió diagnósticos favorables de sus médicos ya que creen que por su edad, su corazón no seguirá creciendo y su arritmia podrá controlarse mejor. Bajo ese panorama, la joven de a poco vuelve con su vida normal pero cuidándose de realizar ciertas actividades.

"La verdad es que lo que quería primero era pasar de año y lo logré gracias a todos mis profesores y directivos de mi escuela que me dieron la oportunidad de trabajar desde la distancia. No tengo palabras para agradecerles a todos los que estuvieron conmigo, gracias por darme la oportunidad de volver a estar bien", finalizó la joven. 

Galería de fotos

Comentarios