Historia

Miguel, el vecino ilustre que desde hace 15 años rinde su amor a Dios

Tiene 39 años y desde hace 15 es monaguillo en la parroquia de Santa Lucía. Además trabaja en un reconocido supermercados desde hace 20 años.
lunes, 17 de diciembre de 2018 10:00
lunes, 17 de diciembre de 2018 10:00

La sonrisa se le dibuja en el rostro de punta a punta. Los ojos le brillan y reflejan una pureza ejemplar. Miguel Eduardo Armada Martínez tiene 39 años de edad y desde hace 15 le dedica su vida a Dios. Es monaguillo de la parroquia de Santa Lucía y este domingo recibió un reconocimiento muy especial: fue destacado como vecino ilustre del departamento tras la ceremonia religiosa en honor a Santa Lucía. 

El premio fue otorgado sobre el escenario tras unas emotivas palabras del padre Pepe Fuentes que destacó el tiempo y dedicación que siempre Miguel demuestra con sus acciones. "Sus días son muy agitados, se levanta temprano, asiste al trabajo, a la iglesia y a natación. Es muy feliz y alegre", señala la ordenanza que el monaguillo recibió en sus manos con gran sorpresa y generándole una emoción que no contuvo en ningún momento. 

Miguel con el premio recibido

"Me gusta Dios, me da alegría, lo amo mucho, mucho", expresó tras bajar del escenario y luego agregó: "toda mi familia me apoya mucho... vamos a seguir con todo". Miguel tiene dos hermanos, una mayor y uno menor a quienes ama. Sus padres son para él sus grandes soportes y no duda en decir que los quiere "mucho, mucho, mucho". 

Nació el 6 de mayo de 1979 y su madre aún recuerda con claridad cómo fue aquel día que lo recibió en sus brazos y luego María Encarnación Ferres, “Nena”, se lo encomendó a la virgen María y a Santa Lucía.

"Tenía mi hija mayor, Gabriela, y luego llegó el regalo que Dios nos hizo. Cuando volví del sanatorio Nena me lo pidió y se lo presentó a la virgen. Fue la primera salida, se lo presentó a Santa Lucía. De ahí siguió esta conexión. Siempre abocados a la santa", recordó Zulma Martínez, mamá de Miguel.

Este camino de dedicación a la iglesia estuvo guiado por el padre Enrique quien fue incluso quien lo llevó a que recibiera la primera comunión. Desde ese día su compromiso se fue incrementando de la mano de su agradecimiento a la vida. Y ese agradecimiento es el que refleja más allá de las paredes del templo. Es que Miguel trabaja en el supermercados Vea desde hace 20 años y su forma de ser es admirada por todos los que lo conocen.

"Siento una tranquilidad enorme, una paz. Todos los días que viene, no se pierde la misa. Él está recogido en Dios, está con Jesús y la virgen. A los 18 años se le dio la oportunidad de trabajar, mi familia no quería que lo dejara porque decía 'cómo lo vamos a dejar trabajar'. Pero yo les dije que él debía trabajar por el bien de él y de todos. Luego le fue muy bien. Todo esto se lo agradezco a Dios", finalizó Zulma. 

Miguel fue destacado este domingo como ciudadano ilustre de Santa Lucía de la mano del Concejo Deliberante y recibió de regalo una camiseta de River por parte del intendente Marcelo Orrego.

90%
Satisfacción
5%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
5%
Indiferencia

Comentarios