Historia

Revivirán la histórica esquina de San Juan en donde, por décadas funcionó "La Llorona"

Bajo un emprendimiento familiar, el lugar se convertirá en el primer restó mediterráneo de San Juan. Mirá la galería de fotos y conocé como va su proceso de remodelación.
sábado, 03 de noviembre de 2018 09:00
sábado, 03 de noviembre de 2018 09:00

Cargada de historia y con los pilares familiares sosteniendo sus cimientos, la casona antigua en la cual por décadas funcionó el boliche "La Llorona", se convertirá en el primer restó mediterráneo de San Juan. 

"Unidos a través de este emprendimiento familiar, mis dos hermanos, mi cuñada y yo recordamos los momentos felices que vivíamos acá cuando éramos niños y pensamos, ¿por qué no adentrarnos nuevamente en ese lugar con otra aventura?, y en conmemoración a mi abuelo que llegó de España, decidimos que abriríamos un restó mediterráneo, el primero en San Juan", contó la emprendedora Laura Páez, a Diario La Provincia. 

El lugar fue construído por el español Manuel Martín que luego de llegar de Granada, comenzó desde cero su vida en la provincia. Junto con su esposa Margarita Pastor, en marzo de 1976 inauguraron un restaurante que ofrecía amplias opciones al público sanjuanino. "El viejo Molino" como lo llamaron, funcionó hasta la década del 80 en donde comenzaron a alquilarlo al tan recordado boliche. 

"El diseño que mantiene es el original y es lo que quisimos resaltar. Las columnas cuentan con un diseño fileteado y entre ellas están "escondidas" las iniciales de los nombres de toda la familia, es nuestro homenaje hacia ellos. El color que elegimos para los detalles y el frente es el turquesa, y simboliza el color del mar", dijo orgullosa, Laura. 

Desde el principio, los hermanos debieron reconstruir por completo el lugar ya que lo recibieron en un estado de deterioro total. "Los baños los construimos y modificamos prácticamente por completo, al igual que la cocina y las paredes, que por estar tan destruidas nos llevó mucho tiempo dejarlas como se ven ahora", recordó. 

Por último Laura dijo emocionada que espera que para comienzos de 2019 el lugar ya se encuentre en funcionamiento, con una propuesta diferente a los sanjuaninos pero sintiendo el calor de la historia y la familia. "Muchos tienen recuerdos de toda la vida acá, su juventud, su adolescencia, y otros que nunca lo conocieron. Creemos que se pueden comenzar y construir nuevos momentos y recuerdos". 

 

 

 

 

Comentarios