Solidaridad 100%

Abrieron un merendero en una cochera prestada y piden ayuda para mantenerlo

Funciona sólo tres veces a la semana pero quieren extenderlo a seis días. Nación les envía leche y harina pero realizan ferias americanas y rifas para cubrir otras necesidades.
sábado, 17 de septiembre de 2016 00:00
sábado, 17 de septiembre de 2016 00:00
Desde hace un par de semanas, en  el barrio Manantial, un grupo de veinte personas se unieron con un solo fin: priorizar el bienestar y colaborar con la alimentación de los niños. Con tal fin, fue que abrieron un merendero en el cual contienen a unos cincuenta niños de las inmediaciones del barrio capitalino.

"Por ahora abrimos el merendero tres veces a la semana pero queremos empezar a abrirlo seis días de la semana. También queremos dar clases de apoyo, hay algunas chicas que están en la facultad y se ofrecieron a enseñarles a los niños”, expresó a Diario La Provincia, Belén Ramírez, una de las mujeres que está en la organización del merendero.  

La joven contó que para darle vida a esta iniciativa, primero realizaron un relevamiento para conocer cuántos niños podrían asistir al merendero y realizar cálculos de todo lo que necesitaban. "Se inscribieron unos cien chicos pero no todos vienen siempre, pero tenemos unos 50 niños que vienen casi siempre a tomar la leche y comer bizcochuelo o semitas, que nosotras cocinamos”, manifestó. La mayoría son mujeres que trabajan, estudian tiene otras ocupaciones pero  se organizan bastante para cumplir con los pequeños que van al lugar.

Pese a que algunas de las integrantes del grupo militan en un movimiento político admiten que lo que las unió fue dar una ayuda a las familias que lo necesiten. Por ello, es que se dividen en grupos para atender el merendero, para amasar y cocinar las semitas o pan, también para realizar el mate cocido o la leche con chocolate para los pequeños que asisten.

"Recibimos mucha ayuda de los vecinos porque hacemos ferias americanas, rifas para pagar las cosas que necesitamos por ejemplo así compramos las tazas, levadura para amasar pero no tenemos un lugar físico propio, cocina ni tablones. Desde Nación recibimos cada cuatro meses leche, azúcar y harina común pero muchas veces no alcanza”, señaló Belén.  A su vez, la joven madre destacó la predisposición de Alberto Olguín, el vecino que les presta la cochera para que puedan abrir el merendero.

La iniciativa de este grupo de personas no sólo queda en darles una comida a los chicos también buscan dar clases de apoyo, crear una pequeña biblioteca para que los chicos puedan acceder a ella y hasta crear un equipo de futbol. "La idea es darles una actividad para que no anden deambulando en la calle y por eso también es que pedimos un poco de ayuda de la gente para que este merendero continúe abierto”, agregó.  

Aquellas personas que quieran colaborar con estas mujeres pueden hacerlo comunicándose con Belén Ramírez al 154041972 o también con Estela Olguín al 155192924.

Galería de fotos

Comentarios