Problemática

Avellá, exjefe de drogas ilegales: "En los dos años que estuve en la división nunca encontré pastillas sintéticas"

El oficial que estuvo al mando de la división encargada de decomisar drogas en la provincia aseguró que en más de 150 operativos no se topó con este tipo de sintéticos ni con sus cocinas.
sábado, 07 de mayo de 2016 12:40
sábado, 07 de mayo de 2016 12:40
Hasta el viernes pasado, Carlos Avellá estuvo a cargo de la división Drogas Ilegales de la provincia de San Juan. Luego del escándalo con los narcopolicías, y pese a no estar vinculado por la investigación, fue trasladado para dirigir el Comando Radioeléctrico. Sin embargo, tras más de dos años en su anterior puesto, resulta ser el más apto para aportar datos sobre la polémica de la existencia o no de drogas sintéticas en San Juan.

El tema está en boca de todos desde que adolescentes perdieran la vida en una fiesta electrónica en Buenos Aires luego de ingerir estas pastillas. En lo que respecta a la provincia el secretario de Seguridad afirmó que no había ningún tipo de registro. Sin embargo, el juez federal Rago Gallo señaló que en la provincia sí se producían drogas sintéticas.

"El tema de las drogas como el éxtasis, que son drogas sintéticas hechas en laboratorios, en dos años y monedas jamás encontré una pastilla. He hecho muchísimos allanamientos. En el 2014 secuestramos más de 3 mil y pico de pastillas y todas fueron de las que nosotros llamamos "las pastillas de la abuela". Contienen narcóticos como Tranquinal, Rivotril, todos que tienen que ver con la presión, el estrés y demás. Son pastillas lícitas, tal vez adquiridas de forma ilícita", manifestó a Diario La Provincia Avellá.

"En total, en más de 150 operativos que se realizaron en mi gestión, nunca encontramos nada. No puedo decir que haya o que no haya, pero yo nunca me encontré ni con estas pastillas ni con cocinas", resumió el oficial.

"Hay que hacerle saber a la gente que estas pastillas son malísimas y que pueden llevar a la muerte, lo hemos visto estas últimas semanas. Son pastillas caras, porque un porro tal vez cueste en la calle $15 o $20, en cambio estas, si bien no las hemos visto en la calle, se sabe que no cuestan menos de $200", previno Avellá. 

Comentarios