Historia

Rodrigo Fuentes, el hombre que recibió el riñón de su amigo: "ahora es mi hermano, más que amigo"

Rodrigo Fuentes "volvió a vivir", después de que su amigo Jorge Mercado le donara su riñón, un gesto poco visto en la sociedad. "Los médicos nos dijeron que hacen 15 trasplantes por semana, pero ésta es la segunda vez que les toca hacerlo entre amigos", contó.
miércoles, 09 de marzo de 2016 12:00
miércoles, 09 de marzo de 2016 12:00
En su voz se escucha la esperanza de una vida mejor. Las lágrimas expresan la alegría de poder desprenderse de la diálisis que lo tenía "achacado" desde hace bastante tiempo. Rodrigo Fuentes "volvió a vivir", después de que su amigo Jorge Mercado le donara su riñón, un gesto poco visto en la sociedad.
 
"Los médicos nos dijeron que hacen 15 trasplantes por semana desde hace años, pero ésta es la segunda vez que les toca hacerlo entre amigos", contó Rodrigo en AM1020 al momento de narrar la experiencia vivida en la clínica Nephrology, donde hicieron la intervención quirúrgica. 
 
"Llegamos el domingo pasado. El lunes hicimos los análisis, el martes quedamos internados y el miércoles nos operaron", relató Rodrigo quien con orgullo contó que tras la intervención salió "directo a orinar que significa que funciona bien el riñón".
 
Luego de la intervención, Jorge fue dado de alta el fin de semana y Rodrigo este martes. "Lo malo de él es que está doblemente dolorido que yo. A él le sacaron el riñón, es decir le abrieron debajo de la costilla y es una zona muy fea. Pero él es un hombre que está físicamente mucho mejor, es deportista. Tenemos que quedarnos unos días más", contó Rodrigo.
 
 

 
En este escenario, el donante se quedará una semana más en Buenos Aires a la espera que le saquen los puntos mientras que el que recibió el riñón deberá quedarse tres meses más para control dos veces por semana, martes y viernes.

"Antes iba cuatro veces por semana a la diálisis. No podía correr, caminar, me dolían las articulaciones porque me iba deteriorando", narró Rodrigo quien con la voz entrecortada, dejando dilucidar las lágrimas de emoción, dijo que "no es solo difícil para uno sino para la familia misma". Luego del alta espera poder hacer deportes y concretar todo lo que no podía hacer en el periodo de diálisis.

Por su parte, Jorge "no tiene que hacer sufrir el riñón y podrá llevar una vida normal, sana y no engordar". 
 
Jorge es policía y Rodrigo minero. Se conocieron haciendo handball en el club Unión cuando tenían 14 y 15 años respectivamente. Hoy transitan los 39 y 40 años de edad. "Ahora es mi hermano, más que un amigo", dijo con voz segura y subrayando el agradecimiento que le tendrá por el resto de sus días. 
 
Luego le dio un consejo a la gente que está pensando en ser donante: "que le pierdan el miedo porque de verdad el donante hace luego la vida normal como si no hubiera donado nunca" y le mejora la vida a otro que lo necesita. 
 
 

Comentarios