Historias

“De Ushuaia a la Quiaca, ni un una menos”, una travesía en bici que recorrerá 6000 kilómetros

Eugenia Del Campo y Diego Navarro partieron el 15 de diciembre de 2015 desde Ushuaia. La idea de la travesía surgió tras un duro momento que vivió ella y se plasmó con llevar un mensaje en contra de la violencia de género.
lunes, 07 de marzo de 2016 08:00
lunes, 07 de marzo de 2016 08:00

La vida la enfrentó con el momento más duro que puede enfrentar una madre, la pérdida de un hijo. Pero decidió resurgir concretando una travesía que implica un esfuerzo y también la posibilidad de llevar un mensaje contra la violencia de género. Se trata de Eugenia Del Campo, una antropóloga social, que vive el Olavarría en provincia de Buenos Aires y es oriunda de Mendoza, que resolvió recorrer más de 6.000 kilómetros en bicicleta para unir Ushuaia con la Quiaca.

La travesía no solo tiene un propósito personal sino que además busca transmitir un mensaje  contra la violencia de género. Un banderín de color rosa, un poco desteñido por la acción del tiempo, lleva la frase "De Ushuaia a la Quiaca, ni un una menos”. "Ese pequeño banderín llama la atención en todos los lugares donde nos detenemos”, confiesa Eugenia a Diario la Provincia. "Hay miradas hacia ese cartel que llaman la atención. Es una forma de transmitir un mensaje”, dijo.

"Este viaje surgió hace un año atrás. Yo tuve una pérdida importante, murió un hijo mío y tenía que revivir. Eso implicaba un esfuerzo grande y entonces decidí hacer  esta travesía. Salimos junto  mi compañero el 15 de diciembre”, relató la antropóloga.  Eugenia tiene 45 años y trabaja en Olavarría con jóvenes que viven en una situación de vulnerabilidad. "Soy mamá de Casandra 25, Abril 21 y Gerardo”, expresó.

 

"Tenía que terminar todas las actividades del  año para poder hacer la travesía. Mi trabajo consiste en acompañar a las chicas que concurren a un hogar de día y que afrontan diversas realidades. Preparamos  el equipaje y nos fuimos hasta Ushuaia en avión desde entonces hemos tenido un camino maravilloso porque siempre hay gente que nos recibe”, manifestó la ciclista.

Las inclemencias del tiempo son determinantes para que Eugenia junto a su compañero de viaje Diego Navarro transiten determinada cantidad de kilómetros. "En el sur del país  todo fue muy difícil porque el viento en muchas veces no nos dejaba avanzar. Por día pudimos pedalear 50 kilómetros mientras que ahora en promedio hacemos más de 100 kilómetros”, contó Eugenia.

En su paso por San Juan, los ciclistas agradecieron y destacaron la solidaridad que reciben a medida que avanzan en la ruta con destino a la Quiaca. "En Media Agua, la agrupación ciclista Ramón Cornejo, nos dieron de comer y nos asistieron porque en la ruta nos agarró un temporal y llegamos todos embarrados. Les agradecimos mucha esa actitud”, resaltó Eugenia.

Las vivencias y sensaciones que viven a día a día los protagonistas de la travesía quedan registradas en el diario que ellos escriben en los momentos de descanso. Eugenia contó que a fines de marzo llegarán a la Quiaca y cumplirán con el objetivo trazado. "Nuestras familias nos acompañan permanentemente y sentimos su apoyo. En poco días llegaremos a destino y regresaremos a Buenos Aires en avión o colectivo menos en bicicleta”, expresó entre risas.

 

Comentarios