Tragedia en Talacasto

Luz Mallea dio un desgarrador testimonio por el crimen de su papá: "me arrancaron a mi ángel"

La joven pidió justicia por el asesinato de Alberto Mallea que fue ultimado de un disparo en Talacasto. "Quien lo mató tiene que estar encerrado y cumplir sentencia. Alguien que actúa así no tiene cabeza", afirmó a Diario La Provincia.
martes, 29 de marzo de 2016 08:00
martes, 29 de marzo de 2016 08:00

Alberto Mallea ya no está y en su casa, el silencio duele. Su familia no entiende por qué, sobre todo sus hijos más pequeños que preguntaban constantemente por qué este lunes no llegaba a su casa después de haber acompañado, como siempre lo hacía, a su hija Luz, de 17 años, a una competencia de ciclismo en Catamarca, en la que llegó al podio en el tercer lugar.

El hombre, que este mes de mayo iba a cumplir 45 años y trabajaba en una fábrica de especias, fue asesinado de un disparo en el tórax cuando se acercó a un comercio en Talacasto a preguntar si vendían combustible. La policía investiga el caso y trata de reconstruir las circunstancias que desencadenaron el shockeante final de Alberto, al que habrían confundido con un ladrón.

"Este lunes, cuando llegué a casa me llamaron para decirme que había tenido un accidente. Estaba preocupada pero después vendría lo peor", relató la joven con la voz entrecortada a Diario La Provincia. "Entré a los diarios por Internet y vi la noticia de que habían matado a mi papá. Jamás en la vida hubiera imaginado esto. Me lo mataron por que sí. Me arrancaron a mi ángel", agregó.

"Nos dijeron en un primer momento que la persona que le disparó podía quedar libre, porque había sido un accidente. ¿Cómo puede ser esto? Personas como esa tienen que estar encerradas; no pueden estar en libertad porque pueden matar a otro. Alguien que actúa así no tiene cabeza", dijo indignada. 

Vale destacar que en la tarde del lunes, la familia de Luz aun no iniciaba acciones legales contra los sospechosos ya que se concentraron en despedir los restos de Alberto. "Mi mamá se descompuso al saber lo que pasó y tuvieron que llevarla al hospital. Me quedé con mis hermanos más chicos, a los que todavía no sabemos cómo decirles que papá no va a volver. Nos han destrozado", manifestó entre lágrimas.

Un compañero de fierro

 

 

 

Alberto apoyaba la carrera deportiva de Luz, quien a su corta edad ya se consagró en el Campeonato Argentino de Ciclismo en su categoría. 

"Papá estaba siempre conmigo. Fuimos a Catamarca superando adversidades, porque el viaje tuvo complicaciones. Llegamos a las 6 de la mañana y competí a las 8. Llegué en el tercer puesto, superando a ciclistas más grandes que yo. Cuando me puse mal por no haber ganado, él me consolaba y me decía que era su orgullo", recordó.

"Quedan en mi memoria sus lágrimas de alegría cuando gané el Argentino. Sus abrazos, sus palabras siempre alentadoras. En cada competencia me resaltaba lo bueno. "Si no quedás, no importa, hija. No te preocupes", me decía. No puedo creer que ya no me lo va a decir más; que sólo voy a tener que recordarlo", detalló.

"Papá era un hombre bueno, amable, no le hacía mal a nadie. Siempre se organizaba para acompañarme y hacía todo lo posible por estar conmigo, porque no me faltara nada para competir y para que a mi hermana, que estudia música, le fuera bien. Quien lo mató tiene que cumplir sentencia. Su muerte no puede quedar impune", sentenció la joven.

Los restos de Alberto son velados en las salas velatorias de la Municipalidad de Santa Lucía y serán sepultados esta tarde.

Galería de fotos

Comentarios