Vandalismo

OSSE retiró medidores de agua para analizarlos por posibles adulteraciones

'Nada es inviolable', aseguro el titular de OSSE. Actualmente están funcionando unos 3 mil medidores, y hay otros mil instalados por los que todavía no se factura. Próximamente llegará una nueva partida.
sábado, 13 de febrero de 2016 00:00
sábado, 13 de febrero de 2016 00:00
En marzo de 2014, y con el objetivo de reducir el consumo de agua potable, se instalaron alrededor de 4 mil medidores en el Gran San Juan. Actualmente, están funcionando alrededor de 3 mil,  la reducción, en gran medida se debió a la queja de los vecinos por ejemplo de la Villa América. Pero también hay casas en las que no se está registrando el gasto debido a roturas en los medidores.
 
"Nada es inviolable. Siempre vas a encontrar situaciones de violencia, de rotura, de gente que ha tratado de adulterar las mediciones. Nosotros nos encontramos con el medidor en un estado en el que nosotros no lo dejamos. Es por eso que debemos sospechar de vandalismo o adulteración. Permanentemente estamos registrando casos", aseguró a Diario La Provincia, Sergio Ruiz, el titular de OSSE, quien no se animó a dar a conocer una cifra aproximada.
 
El funcionario expresó cuál es el procedimiento que se sigue cuando se registra vandalismo en los aparatos. "Se hace un acta de constatación del no funcionamiento del medidor, se toma nota del consumo anterior y se procede a realizar una investigación para ver si se trató de una rotura normal por tránsito de personas o si efectivamente fue por una adulteración". Además, Ruiz aseguró que hasta el momento no han podido comprobar que las lecturas hayan sido modificadas.
 
"Lo que buscamos es bajar el consumo, y lo hemos logrado con esta medida. En las casas con medidores se ha reducido un 50% el gasto de agua y eso es lo que queremos", continuó.

Lo que se viene
A casi dos años de la primera instalación, se espera duplicar la cantidad de medidores en la provincia. "Todavía no hay fecha de instalación porque estamos armando recién la lista de pedidos. Hemos solicitado presupuestos a tres empresas proveedoras y recién están por cotizarnos para poder elegir. Recién ahí vamos a tener una fecha probable de recepción y colocación de los nuevos aparatos", expresó Ruiz.
 
La lentitud en el proceso se debe a la procedencia de los aparatos. "Hay algunos casos en los que los medidores no son nacionales por lo que los proveedores están todavía tratando de rearmar su stock. Hasta el momento no hay ninguna empresa que tenga 4 mil medidores en existencia. Se piden exactamente las mismas características a pesar de que sean marcas distintas. Tienen similar sensibilidad para captar cada uno de los caudales, siempre tienen una variación de uno a otro dependiendo si lo que uno quiere medir es bajos o altos caudales y eso es lo que varía. En el caso de San Juan estamos colocando todos medidores para bajo caudal", finalizó el titular de OSSE.





 

Comentarios