Chimbas

Desgarrador testimonio: "me quise morir cuando vi todo quemado"

Nora Molina, la dueña de la casa, contó que todo lo que perdieron fue producto de mucho sacrificio, incluso la heladera la terminaron de pagar hace pocos días.
jueves, 6 de octubre de 2016 12:09
jueves, 6 de octubre de 2016 12:09
Este miércoles en la noche, una familia del barrio Los Andes en Chimbas perdió todo en un incendio. La casa se consumió en llamas producto de un cortocircuito y los miembros de la familia perdieron prácticamente todo lo que tenían. Nora Molina, la dueña de la casa, contó que todo lo que perdieron fue producto de mucho sacrificio, incluso la heladera la terminaron de pagar hace pocos días.
 
"Fue un cortocircuito que se produjo en un lámpara como a las 19.30. El niño cuando entró al dormitorio vio las llamas y cuando movió el colchón agarró más fuego. En la casa estaba la nena más chiquita y él. Mi marido me había ido a buscar a mi al trabajo y los más grandes estaban en la escuela", explicó Nora en radio Sarmiento.
 
La mujer contó que cuando vio lo que había ocurrido se quiso "morir". "El gran sacrificio que hice en estos años para tener todo y lo perdí. Tenía una computadora, un equipo de música, la heladera que terminé de pagar los otros días. Trabajo como empleada doméstica y con las moneditas fui comprando todo y ahora está todo destruido", señaló la mujer muy acongojada y agradeciendo a los vecinos que la ayudaron a sofocar el fuego "porque los bomberos no venían".
 
En la vivienda vive Nora con su marido y sus cuatro hijos de 11, 14, 16 y 18 años. "Anoche me fui tarde a dormir en la casa de mi hermana. Mi marido se quedó acá con mi hijo y hasta acá recibí mercadería y ropa", explicó.
 
La familia pidió ayuda a la sociedad para que llevaran zapatillas, ropa y comida, primeramente porque se quedaron sin nada. "El comedor se quemó. El centro musical quedó derretida. La heladera no creo que ande. Mi hijo de 14 años quedó desnudo", dijo llorando y agregó: "nunca más recupero lo que se quemó. Mi marido trabajaba bien en una fábrica y cuando lo despidieron  compramos las cosas".
 
Quienes quieran ayudar se pidió que acerquen donaciones para la familia Quiroga Molina. Se pidió sobre todo que lleven ropa, calzado (medida 41, 42 y 45 para varones; y 35, 36 y 39 para mujer), colchones, cubiertos, vajilla, camas, sábanas, frazadas. "Es desolador el panorama. Son mis alumnos los dos son chicos muy inteligentes y responsables", explico la docente de los niños Laura Aballay quien dejó su teléfono para quien quiera colaborar: 155419110.
 

Comentarios