Dolor

El desgarrador relato del hombre que perdió a su hija en la tragedia de Sarmiento

Guillermo Carrizo guiaba el auto que fue impactado por otro en el que iba una familia mendocina y en el que murieron dos personas. Su esposa lucha por su vida.
lunes, 3 de octubre de 2016 10:59
lunes, 3 de octubre de 2016 10:59

Dolor y más dolor hay en las palabras y la voz de Guillermo Carrizo, un abogado sanjuanino que se dirigía a Mendoza con su esposa Marisa Romero y su beba Lourdes cuando se desató la peor tragedia en Ruta 40, cerca de Media Agua, en Sarmiento. Un auto en el que se trasladaba una familia oriunda de la vecina provincia perdió el control y giró hacia ellos, impactándolos de frente. En el siniestro murió un chico de 12 años y su papá de 42.

"Lo que me acuerdo es que iba un auto zigzagueando y llegó a los palos que dividen la ruta y volvió a la banquina. Después mordió la banquina, hizo una maniobra y se me vino encima. Aunque quise sacar el auto a mi banquina, no pude", dijo con voz quebrada a radio Sarmiento.

"Íbamos a Mendoza, a ver a los padrinos de mi hija en su cumpleaños", aseguró entre lágrimas. "Estábamos rezando con la Misa en la radio. Mi esposa iba atrás con la beba que estaba en su silla y ambas con cinturón, cumpliendo con las normas de tránsito. Ahora mi mujer está entre la vida y la muerte porque aparentemente el cinturón le perforó el intestino grueso y el delgado. La operaron por cuarta vez y lograron que no hubiera filtraciones", detalló.

Con respecto a actuaciones judiciales, manifestó "mis abogados van a actuar. Nada me devolverá a mi hija. Tenía un año y un mes. Era una muñeca; la luz de nuestros ojos. Mi señora tiene 44 años y yo tengo 51 y ella era nuestra primera hija. La deseábamos con todo el corazón. Mi mujer se cuidó muchísimo y cuando logró concebir, todo pasó por cuidarnos y protegerla. Ella fue lo único importante de nuestra vida".
 
Guillermo tiene doble fractura de muñeca y debe ser operado para recibir prótesis. Además, dolorosas fisuras en las costillas flotantes le impiden respirar normalmente. 
 

 

Comentarios