Historias

Alfredo, el otro talento de la familia Rufino, que conquistó con su participación en Laten Corazones

Asegura que lo suyo no es el canto, pero aporta al arte familiar con sus letras. Se presentó en el programa junto a su hermano Juan Cruz para ayudar a su madre que padece de hepatitis y lo consiguió. Conocelo mejor en esta nota de Diario La Provincia.
sábado, 09 de enero de 2016 00:00
sábado, 09 de enero de 2016 00:00
Tiene 32 años, y desde hace seis vive lejos de su familia, pero en sus palabras se puede sentir el gran amor que tiene por ellos. El sábado pasado se presentó junto a su hermano Juan Cruz en el programa de Telefé "Laten Corazones” y fue una revelación.  Los hermanos Rufino se animaron al desafío para conseguir dinero para adquirir un exótico remedio de la India que pueda ayudar a su madre Ana a luchar contra la hepatitis C.

Luego de la presentación, dialogó con Diario La Provincia para contar su historia. "Trabajaba en la brigada de investigaciones en la policía de San Juan,  pero conocí a mi pareja y me vine a trabajar a Buenos Aires. Evidentemente no canto. Creo que fue la primera y última vez que me subo a un escenario porque los nervios son terribles. Soy caradura para muchas cosas pero no para cantar. Decidí hacerlo porque mi hermano siempre quiere hacerlo y nunca me animo. Pero esta vez fue también por mi vieja que quería que hiciéramos algo juntos. Fue para darle el gusto a mi mamá y a mi hermano”, aseguró.

"Muchas veces no les decís a tus papás o a tus hermanos que los querés o que te acordás de ellos. Salir con mi hermano en la tele fue una manera de decirle a Juan que lo amo con todo mi corazón y que pese a todo voy a estar al lado de él. Lo mismo para mi mamá, decirle que la quiero, aunque no se lo diga seguido. Esa noche también fue muy emotiva porque me había peleado con Julieta, mi pareja y mamá de mi hijo. Y tenía muchas intenciones de volver, por eso el tema también iba dedicado a ella. El tema era "Porque aún te amo", pero con los nervios no podía hablar y dedicárselo”, continuó contando sobre los motivos que lo llevaron a presentarse en el programa.
 
 


Logró controlar los nervios, ensayó y decidió presentarse, pero recuerda divertido una anécdota del back del show. "Tenía miedo porque veía a todos que estaban trabajando la garganta, haciendo ruidos para calentar las cuerdas vocales y yo estaba en un mundo desconocido. Jorgito, el chico que cantó antes que nosotros estaba tomando agua y en un momento le convida a Juan Cruz y le dice "tomá Juan así se te ablandan las cuerdas vocales" o algo así, después me mira a mí y me dice "vos tomá agua porque está muy rica!!!" (ríe). Todos sabían que yo cantaba horrible o que no cantaba directamente”, contó divertido.

Finalmente, la dupla Rufino no solo consiguió quedarse con $25 mil de premio, sino que también Lucía Galán se comprometió a comprarles la primera dosis del tratamiento cuyo costo total asciende al medio millón de pesos.  "Con el tema de la dosis de mi vieja fue algo muy lindo. Mi hermano con el canto por ahí consigue lo que quiere. Una porque se lo merece, otra porque tiene mucho carisma y es muy bueno. Tengo una familia muy buena y por ahí Dios nos ayuda porque sabe que obramos bien. A pesar de que no canto, me siento muy orgulloso de haberlo hecho sobre todo por haber podido conseguir el primer paso para que mi mamá se recupere y trate de estar bien”, explicó el joven.
 
 
 


Si bien admite que su don no es cantar, sí tiene una veta artística: la composición. "En el próximo disco que va a sacar Juan Cruz seguramente van a ir incluidas varias canciones mías. Yo las escribo, les pongo un ritmo tentativo y después él las acomoda. Siempre termina quedando muy bien”, adelantó Rufino.

Alfredo tiene tres hijos: Facundo, Santiago y Juan Ignacio. Los dos primeros viven en San Juan y es algo que le pesa y por lo que volvería a instalarse en la provincia.  "Si tuviese una buena propuesta de trabajo, seguramente me iría, no hay duda. Me vine a Buenos Aires porque hay más posibilidades, hoy en día se está haciendo difícil y no tengo trabajo en este momento, pero no pierdo las esperanzas de conseguir algo bueno para poderles dar un buen futuro a mis hijos", finalizó.

 

Comentarios