Historias

Oscar y Nancy, el matrimonio binacional que restauró la imagen de la virgen

Se conocieron de grandes, pero el amor mutuo y hacia Dios los unió para siempre. Esta semana su historia se hizo conocida por haber reacondicionado la imagen de la Inmaculada Concepción luego de que un grupo de jóvenes la destruyera en parte.
domingo, 19 de abril de 2015 11:51
domingo, 19 de abril de 2015 11:51
Se vieron por primera vez hace 4 años cuando él visitaba la provincia por trabajo y nunca más se separaron. Hoy, ya casados, viven su romance encomendados a la virgen. Se trata del chileno Oscar Troncoso y de la sanjuanina Nancy Zuliani quienes pusieron todo su amor en la restauración de la imagen de la Inmaculada Concepción que fue dañada hace diez días por malvivientes.

En diálogo con Diario La Provincia, contaron sobre su historia y su relación con la religión.

El amor que cruzó montañas
Oscar cuenta que como su padre era militar siempre tuvo una vida nómade, aun después de grande. Vivió en México, Perú y en Estados Unidos. "Cuando estaba más de 4 años en un mismo lugar el bichito me empezaba a decir ¡vuela!. Luego del atentado a las Torres Gemelas regresé a Chile”, señaló Troncoso.  

Fue por ese entonces que consiguió un trabajo como transportista que lo trajo hasta San Juan, en donde se topó con Nancy. "Un día conocí en Albardón a la mujer de mis sueños y me quedé por acá. Desaparecí de Chile y me quedé aquí. Llevo 4 años en la Argentina, nos casamos hace poco más de 2 años. Mirá que estuve por muchos países del mundo, ¡y el amor de mi vida estaba tan cerquita!”, agregó el hombre.

Decidieron unir sus almas ante Dios con una ceremonia religiosa que se llevó a cabo hace dos años justamente en la Iglesia de Concepción. Aunque él continúa trabajando en Chile en temporada alta, decidieron vivir aquí ya que ella tiene un puesto como secretaria en un colegio religioso. 

El trabajo para la máter
El chileno es una persona muy religiosa debido a la influencia de su abuelo con quien se crió.  "Mi tata era mecánico de la aviación cuando tuvo un accidente muy grave y estuvo a punto de perder un ojo por una esquirla que le saltó.  Se encomendó por completo a la virgen de Carmen y de ahí nunca más se apartó de la iglesia, y estamos hablando desde 1940 hasta el 2006 cuando murió”, explicó.

Oscar aclaró que los entristeció mucho ver la imagen dañada de la virgen y que por eso, aunque no tenían muchos conocimientos se ofrecieron para restaurarla. "Lo que hicimos fue reparar con cemento blanco todas las partes que estaban quebradas y desaparecidas. Buscamos folletos y formas de manos.  Esto para mí es un regalo para la madre. Ahora estoy reparando la bomba de agua para que las cascadas que rodean a la imagen funcionen como corresponde. Tenía dos compresores que se quemaron, que no sirvieron para este formato y ahora estoy haciendo uno más resistente”, destacó.

Con respecto a si piensan resguardarla de algún modo para que no vuelva a ocurrir un hecho delictivo semejante, aseguraron que no van "a poner nada para protegerla porque ella tiene que mostrarse a todo su pueblo. No por un par de personas sin escrúpulos van a taparla, porque ella se merece a todo su pueblo”.  



Comentarios