Lesa Humanidad

Fernando Martínez Parra: "me falta llevarle la flor, una parte del duelo que no hemos terminado de realizar"

Fernando, quien forma parte de la asociación H.I.J.O.S, confesó que tener el cuerpo de su madre implicará estar más cerca y ese sentimiento significará comenzar a cerrar la enorme herida que sangró por años en él y en toda su familia.
miércoles, 11 de marzo de 2015 14:50
miércoles, 11 de marzo de 2015 14:50
"Me falta llevarle la flor a la tumba que es una parte del duelo que no hemos terminado de realizar y cerrar la herida que todavía está abierta". Con esas palabras, Fernando Martínez Parra expresó el estado en el que se encuentra tras conocer la noticia del hallazgo del cuerpo de su madre en Rosario.  Irma Edith Parra Yakin desapareció el 4 de noviembre de 1976 en el contexto de la dictadura cívico militar. Sucedió en Córdoba donde ella vivía con su marido Jorge Elio Martínez que poco tiempo después también desapareció. 
 
El cuerpo de la mujer fue encontrado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en una fosa común del cementerio de La Piedad, en la ciudad de Rosario. Fernando fue notificado de tal hallazgo el jueves 5 de marzo y aún no ha podido encontrarse con dicho cuerpo. Según contó cree que el trámite de recuperación durará de dos a cuatro meses. Una vez que esté acá le darán sepultura con la despedida de toda la familia.

"Esperamos toda la vida que en algún lado apareciera el cuerpo de mi vieja y por suerte después de 39 años de su desaparición pudimos encontrarlo. Me llamaron del EAAF y me dieron la información", señaló Fernando quien luego indicó que "ante tal descubrimiento se revuelven un montón de sentimientos encontrados en el cementerio de Rosario".

Fernando, quien forma parte de la asociación H.I.J.O.S, confesó que tener el cuerpo de su madre implicará estar más cerca y ese sentimiento significará comenzar a cerrar la enorme herida que sangró por años en él y en toda su familia. "Significa encontrar la verdad con el cuerpo. Es volver a recuperarlo. Si bien se cerró la etapa de encontrarla quiero recuperar el cuerpo y luchar pos sus ideales", agregó el joven quien se sintió aliviado al saber que su madre murió "en un enfrentamiento para defender a los suyos y no que la torturaron ni violaron".
 
"Saber que murió en un enfrentamiento da una paz interior muy grande porque ella tenía terror a la tortura y nosotros temíamos que así hubiera sido", agregó.

A partir de ahora viene la etapa más difícil que significa reconstruir su historia y descubrir cómo fue el enfrentamiento que acabó con su vida. "Quiero conocer a mis viejos desde el relato de quienes los conocieron", finalizó.

Comentarios

Otras Noticias