Compartir

Radio Virgen María se despidió del dial con una emotiva carta

A menos de dos décadas de aquellos inicios, la radio cierra su ciclo de vida y la despedida la realizó con una emotiva carta en la que su equipo asegura que las palabras vertidas durante estos 20 años seguirán 'germinando en los corazones'.
miércoles, 30 de diciembre de 2015 16:13
miércoles, 30 de diciembre de 2015 16:13

Llegó el día y la emoción inundó los corazones de los cientos de seguidores del dial. Durante casi 20 años radio Virgen María se encargó de evangelizar pero a partir del 1 de enero su destino será otro, más comercial, de la mano de reconocidos periodistas del medio sanjuanino.

Radio LRJ 412 Virgen María nació el 27 de Septiembre de 1996 desde una casa de Villa Krause con una señal de emisión en frecuencia modulada otorgada al Arzobispado de San Juan de Cuyo. Su primera transmisión fue el rezo del Ángelus en vivo al pie de la misma Planta Transmisora. Sacerdotes, religiosas, grupos, instituciones y movimientos de toda la diócesis fueron parte de su historia.

La Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Andacollo de Villa Krause se encargó por varios años de la asistencia espiritual y organización administrativa. Y tuvieron como leiv motiv siempre las palabras de San Juan Pablo II: "Los desafíos para la Nueva Evangelización, en un mundo rico en potencialidad comunicativa como el nuestro, son múltiples. Los medios de comunicación social han alcanzado importancia hasta el punto que son, para muchos, el principal instrumento de guía e inspiración para su comportamiento individual, familiar y social". 
 
Y a menos de dos décadas de aquellos inicios, la radio cierra su ciclo de vida y la despedida la realizó con una emotiva carta que ya genera melancolía en quienes en algún momento la escucharon o eran fervientes seguidores. 

 

A continuación la carta completa 

En la vida vivimos etapas. Cada una de ellas tiene sus sueños, maravillas y dificultades. De eso se trata la vida. Y quienes hemos visto nacer y crecer Radio Virgen María, hoy ante casi 20 años de historia, y sin disimular un estado de melancolía, podemos elevar los ojos y extender nuestros brazos hacia el cielo para decir "¡Gracias!” Con la convicción profunda de la tarea cumplida.

Porque si bien desde el 01 de Enero del 2016 ya no estaremos al aire en el 95,7 Mhz con este modo de evangelizar, quedan semillas que seguirán germinando en lo secreto del corazón de cientos de hermanos y hermanas. Son los frutos que se multiplicarán, para extender  la Palabra de Dios a nuevas vidas.

Por eso creemos que es tiempo para expresar, de corazón, nuestros

¡¡¡Gracias…!!!

- A quienes soñaron este maravilloso proyecto
- A los pioneros que construyeron este medio de comunicación con un puñado de herramientas y un inmenso corazón
- A quienes iluminaron con sus mensajes a tantas almas con la luz inextinguible de Cristo
- A quienes sostuvieron económicamente esta obra, cada uno sabe de qué modo…el Señor no lo olvidará y les devolverá el ciento por uno
- A cada persona que aportó sus conocimientos, trabajos, gestiones o consejos para ir avanzando en medio de las dificultades
- A toda esa Iglesia orante que desde el silencio y el anonimato rezaron por las intenciones de los oyentes, de esta familia radial y de toda nuestra Iglesia. Fueron pilares insustituibles.
- A cada Parroquia y comunidad que nos abrió sus puertas para difundir sus vidas
- Y a cada uno de ustedes que, de algún u otro modo, han sido parte de este caminar. Dios nos pensó juntos  en esta obra evangelizadora…

Creemos haber sido coherentes con nuestro objetivo: anunciar  la Buena Noticia de Nuestro Señor Jesucristo a "tiempo y a destiempo”, como decía San Pablo, para "conocerlo, amarlo y servirlo”, que son las metas de nuestra vida. Descubriendo al Señor en cada persona que nos buscó, conoció e integró esta inmensa familia, que no conoció de distancia ni latitudes. Porque fue un gran templo sin paredes ni techo, que invitó a todos y abarcó a todos en un mismo abrazo. El de Dios Padre para cada hijo pródigo...

Y damos gracias a Dios, porque encima de nuestros numerosos defectos creemos haber conseguido algo muy importante: ESTA COHERENCIA SE SOSTUVO EN EL TIEMPO. Pasaron personas, formas, modos, sistemas de trabajo. Pero nadie puede negar que esta emisora se mantuvo fiel a su esencia. Y esto solo se consigue cuándo hay algo Divino detrás.  No tenemos dudas al decirlo. El Espíritu Santo guió nuestro andar. Y fue la Madre quien sostuvo esta obra.

Es tiempo de dar vuelta la página. En la vida de cada uno de estos apóstoles del siglo XXI. Seguiremos, de algún modo, llevando el Evangelio a nuestras realidades. Con la convicción madura de haber conseguido una identidad que, en clave con el eslogan que usted ya conoce, nos recordará siempre con el más hermoso legado. Saber que Radio Virgen María fue la "Emisora Católica de San Juan”.

Comentarios