Historia

Es sanjuanina, vino de Estados Unidos y pide ayuda para encontrar a su madre que sería caucetera

La mujer de 35 años busca a su madre biológica Marta Mirta Romero quien vivía en Caucete cuando ella fue dada en adopción a los seis años de edad. 'Me gustaría recibir aunque sea un abrazo, quiero ser feliz y es una pieza de mi vida que me hace falta', expresó.
lunes, 28 de diciembre de 2015 23:07
lunes, 28 de diciembre de 2015 23:07
Andrea tiene 35 años y una vida de película. Cuando era chica sufrió los golpes de la vida desde tener que dormir fuera de su casa por no llevar dinero cuando era apenas una nena hasta ser adoptada por una pareja cuya madrastra no la quería y por eso le pegaba. La mujer nació en Caucete y cuando tenía seis años fue abandonada por su madre, Marta Mirta Romero, a quien busca intensamente.
 
Para ello recurrió al programa "Los unos y los otros" de Catherine Fulop que se emite por canal América donde se inició una campaña para encontrarla. En la emisión contó cómo fue su infancia, adolescencia y adultez y antes de despedirse le dejó un mensaje a su madre biológica: "Me gustaría mucho verla, me gustaría recibir aunque sea un abrazo, quiero ser feliz y es una pieza de mi vida que me hace falta y me está haciendo mucho daño".

Andrea contó que su infancia fue muy dura en Caucete porque tenía que salir a pedir dinero con su hermano Miguel y cuando no conseguían el suficiente, dormía afuera con él que la protegía. Luego a los seis años emprendió el viaje que le cambió su vida rumbo a Buenos Aires. 
 
"Tomamos un tren, y de ahí nos vinimos a Buenos Aires. Llegamos a una casa que era como una villa, el baño estaba afuera y había más gente con nosotras. Me acuerdo de mi mamá, mi abuela y Miguel que venía con nosotros y después desapareció de mi vida", contó Andrea quien espera que su hermano haya sido adoptado y encontrado la felicidad con una familia que lo quisiera.
 
Luego ella fue adoptada por Juan que pertenecía a las fuerzas de seguridad y María que tenía una juguetería. "Me vinieron a buscar un coche y mi papá adoptivo les dio un sobre con dinero a mi mamá. Ella le dio los documentos", recordó la mujer que se dio cuenta de lo que pasaba cuando subió al auto y se alejó de su madre biológica para no verla nunca más en su vida. 

"Mi mamá adoptiva tenía una juguetería que se llamaba Marison y cuando llegamos lo primero que me dijeron era que eligiera la muñeca que quisiera. Y elegí las que se tiraban la tirita y hablaban. Me llevaron a la casa y supe que empezaba mi vida", trajo a la memoria Andrea sobre sus primeros días con su nueva familia y luego agregó: "Mi papá juan fue el mejor hombre que conocí en la vida. Era una grandísima persona. Mi mamá Mary me tenía celos o rabia y me celaba con mi papá".

"Mi mamá me decía que yo era una groncha. Siempre me repetía que era una bastarda y groncha. Cuando mi papá se iba me pegaba la cabeza contra la pared, me tiraba agua fría. Los dos discutían mucho por mi. Le decía que me largara y mi papá se negaba", recordó y luego se quebró en lágrimas del dolor.

Su padrastro falleció cuando tenía 15 años. "Era mi sostén, mi mástil. Se me vino el mundo abajo", agregó. 
 
Con el tiempo, la madrastra la metió en un instituto de menores pero su tío por parte del padrastro la rescató y la envió a estudiar a Los Ángeles, Estados Unidos, donde quedó bajo la guarda de su primo. Vivía en un colegio donde puedo estudiar y formar una familia. Se casó dos veces y tiene cuatro hijos y cuatro nietos.

 

Su madre biológica se llamaba Marta Mirta Romero y su abuelo Pedro Oscar Romero. Para quienes quieran colaborar deberán comunicarse con la producción del programa: 011- 4535-2233 / 4535-2234

 

Galería de fotos

Comentarios