De feria

Rebeca & Mateo, un emprendimiento con sabor a mate y "código feriante"

Romina Laspiur aprendió el amor por lo artesanal junto a sus padres y ahora tiene su propia marca de equipos materos que se distinguen por ser personalizados. Conocé su historia.
domingo, 13 de diciembre de 2015 00:00
domingo, 13 de diciembre de 2015 00:00

Al llegar a la renovada Feria de las Pulgas de los sábados, uno de los stands se distingue por el colorido de sus equipos materos. Se trata de Rebeca & Mateo, un emprendimiento que comparte su ADN con su creadora Romina Laspiur, una profesional nutricionista que aprendió a amar el trabajo artesanal por sus padres que también se dedican al rubro.

"Esta es una empresa familiar que nació hace 12 años, primero como Rebeca cuando mis papás comienzan a exponer sus productos los domingos en la Feria de las Pulgas y hace 5 años atrás pasa a llamarse Rebeca & Mateo cuando me sumo fabricando mates forrados en cuero. Primero empecé sola y después nos sumamos todos a la fabricación. Y así de hacer sólo mates, pasamos a personalizar latas y ahora tenemos equipos completos con bolsos y todo", contó Romina a Diario La Provincia, en una pausa de su trabajo en el stand en el que muestra una gran variedad de sus productos.

En este emprendimiento, la clave es la personalización. "Esto surgió de acuerdo a los pedidos de la gente. En un inicio eran muy tradicionales y hacíamos mates con curvas, lunares, flores y rayas. Un día, una cliente me pidió Mafalda y fue el boom. Cada uno quería su mate o equipo de mate personalizado con equipos de fútbol, cantantes y diferentes motivos", detalló.

Como canal de venta, una ventana privilegiada de exposición fue Facebook. "La venta empezó por esa red social y dábamos nuestro teléfono para acordar con la gente que pasara por nuestro domicilio por su pedido o buscaba la mercadería los días domingo a la feria de las Pulgas. Y también estuvimos en ferias privadas. En un año, todos los domingos practicamente participábamos de una distinta propuesta para llegar a otro público".

Para Romina, la experiencia de ser feriante es directamente proporcional a encontrar su felicidad. "Como hija de feriantes de los días domingo, ahora tengo la posibilidad de exponer mis mates en la Feria de las Pulgas de los sábados. Empezamos a convocar a todos los que no tenían su espacio y también aquellos que participaban sólo de ferias privadas, en las que el costo monetario es significativo por un stand. Esta feria es genial y con algunos expositores ya somos amigos. Es más, hay un código feriante: "guardame el stand" o "cuidame el espacio". Esto es lo que me gusta y me apasiona sin dejar de ejercer mi profesión", confiesa.

Para conocer los productos de Rebeca & Mateo se puede visitar la Feria de las Pulgas de los sábados de 17.30 a 22 en avenida Libertador antes de Las Heras o en Facebook: Rebeca & Mateo.

 

Galería de fotos

Comentarios