Declaración

Delgado: "los cambios que vienen en las parroquias están planteados con los párrocos desde hace tiempo"

Monseñor Alfonso Delgado se refirió a los cambios que llegaron a las 14 parroquias de la provincia con el traspaso de curas. "La experiencia sacerdotal es muy valiosa", señaló.
jueves, 8 de enero de 2015 10:15
jueves, 8 de enero de 2015 10:15

En febrero comenzará un nuevo ciclo en 14 parroquias de la provincia. Es que sus párrocos, que por muchos años estuvieron realizando celebraciones, serán trasladados a otras dependencias dentro de San Juan. Este cambio es común en la iglesia católica y cada vez que se genera, provoca comentarios en las comunidades a favor y en contra.

En este contexto, monseñor Alfonso Delgado explicó que la movida es parte de la dinámica de la Iglesia para alentar y alimentar siempre la renovación de la fe. Además aseguró que todo está planeado con los curas de cada parroquia y que le hace bien a las comunidades.

"Cada año suelen haber cambios, a veces menos y a veces más. La experiencia sacerdotal es muy valiosa y las comunidades tienen una riqueza admirable. Ese cambio nos renueva a todos, a las comunidades y a los mismos sacerdotes que lo plantean como una opción para crecer con Dios", expresó Delgado en Radio La Voz.

Monseñor luego indicó que todos estos "cambios  se vienen planteadas con los párrocos hace tiempo" y que el "aparente no estar de acuerdo con el cambio que viene de la gente se refiere al afecto que le tienen a los sacerdotes. uno ve el aprecio, la valoración y el servicio".
 
De la mano de este cambio también anunció que en Calingasta quedará habilitada una parroquia desde febrero que venía funcionando como iglesia y que le permitirá estar más cerca de la gente.

Por otro lado, se refirió a la violencia generada en el mundo con los atentados y las masacres movilizadas por el fundamentalismo religioso. "Realmente me apena esa violencia por todas partes. Apostemos por la paz en nuestras comunidades, en la provincia, el país y en todos los ambientes. Donde hay violencia no está Dios. Es una mentira muy fuerte querer utilizar a Dios para sembrar violencia. Eso no hay que permitirlo nunca. Dios es el Dios de la paz. Cuando los fundamentalistas apelan a la mentira, presión, violencia verbal, moral, política o física, realmente allí Dios no está. Ni siquiera está la dignidad de la persona. Apuntemos a la paz, al respeto y a querernos entre nosotros que es la causa de la paz y del entendimiento", finalizó.

 



 

Comentarios