Declaración

La madre de Milagro Corbo aseguró que iniciará medidas legales contra el médico que puso en riesgo la vida de su hija

Karina Riveros, madre de la nena aseguró: "Quiero que esto no vuelva a pasar con ningún chico ni ningún ser humano porque están para salvar vidas no para quitar vidas".
viernes, 07 de febrero de 2014 10:47
viernes, 07 de febrero de 2014 10:47

Diario La Provincia contó ayer la historia de Milagro Katerina Corbo, la pequeña de cinco años que tiene hidrocefalia y que desde el sábado está internada en el hospital de Niños del Rawson. Mily, como le dice la familia, tuvo doble riesgo su vida por dos hechos que la madre de la nena definió como negligencia y sobre los que iniciará medidas legales cuando reciba el alta.

"El sábado a la madrugada llamé al Sifeme para que buscaran a mi hija y me dijeron que había que esperar tres horas porque no era una urgencia. Le dije que mi hija tenía hidrocefalia y que tenía un fuerte dolor de cabeza. Me repitió que tenía que esperar tres horas porque habían muchas urgencias anteriores y lo de mi hija no era una urgencia. Yo conozco a mi hija y conozco los riesgos que corre con hidrocefalia. Tuve que pedir auxilio a una familia para poder irme en remis. Llegué al hospital en un remis y agradeciendo a Dios que la remisera que llamé quiso entrar al barrio", comentó Karina Riveros en Radio Sarmiento quien vive en el Barrio Talacasto en Chimbas.

Pero ésta no fue la única negligencia que vivió la madre. La nena el fin de semana ingresó al quirófano porque los médicos le identificaron una rotura de la válvula que tenía desde bebé. Le pusieron un drenaje hasta que apareciera una nueva pero cuando ésta fue donada por Desarrollo Humano, un nuevo traspié vivió la familia.

Esta vez, por un posible "abandono de persona" del médico que estaba de guardia la noche del martes para el miércoles. "Se llamó al neurocirujano que estaba de guardia y nunca atendió el teléfono. No sabemos qué pasó, todavía no me vienen a dar ninguna explicación. Era su responsabilidad... no estaba, no se si se habría ido o dónde estuvo. Pero debería haber estado allí, haciendo la guardia y no estuvo. Aparentemente no había otro médico porque recién llegó a las 7 otro en el cambio de guardia. La primera llamada por teléfono fue a la 1 y después se lo volvió a llamar entre las 4.30 y 5 de la mañana que es el momento que se le desprendió el drenaje", contó la madre.

Como consecuencia de esa ausencia, la nena tuvo acumulación de líquido encefalocraneano y eso provocó un paro cardio-respiratorio a las 8.30 del miércoles. "Gracias a dios lo está superando y muy bien. Ella ya habla y quiere irse. Llora y llora porque quiere irse a la casa", expresó la madre y aseguró que iniciará medidas legales: "Cuando mi hija se recupere pondré la denuncia. A mi hija la traje viva y me la quiero llevar viva. Si no la hubieran podido sacar del paro respiratorio quién me la devuelve. Yo con mucha plata que gane no voy a comprar la vida de mi hija. No quiero que vuelvan a tratar mal ni a mi hija ni a ningún niño que esté internado... Quiero que esto no vuelva a pasar con ningún chico ni ningún ser humano porque están para salvar vidas no para quitar vidas".

La nena ahora está a la espera del resultado del primer cultivo, de los tres que se le harán. Se espera que esté para dentro de tres días y en diez podrá ya estar todos los resultados. Luego se le hará, si todo está bien, la operación para intergarle la válvula. 

 

Comentarios