Tendencia negativa

Cutting, la moda del autoflagelo que llegó a San Juan y preocupa cada vez más a los padres

Según informó la doctora Marta Bustos de Torcivia, jefa de Adolescencia del Hospital Rawson, esta práctica es cada vez más común y los chicos suelen asistir con sus padres cuando se asustan porque ven la sangre.
miércoles, 26 de noviembre de 2014 12:23
miércoles, 26 de noviembre de 2014 12:23
Se llama cutting y es una moda que comenzó en los países de Asia, se extendió a Europa y desde hace unos años ya se vive en distintas partes de Argentina y Latinoamérica. Sin embargo, en San Juan para los adultos parece no ser muy conocida sin embargo para los jóvenes, es una moda que va sumando cada vez más aliados.
 
Según informó la doctora Marta Bustos de Torcivia, jefa de Adolescencia del Hospital Rawson, esta práctica es cada vez más común y los chicos suelen asistir con sus padres cuando se asustan porque ven la sangre y sienten que no pueden controlarla. 
 
"Los chicos se cortan sus brazos o antebrazos con cualquier tipo de elemento cortante", señaló la doctora en Radio La Voz quien indicó que "esto que vivimos es un llamado de atención a los adultos". De acuerdo a lo informado, el cutting es una autoflagelación que realizan los adolescentes para lograr la aprobación de sus pares, de sus amigos. Para evitar ser "retados" por los adultos, tras el corte, cubren las heridas con telas o lienzos.
 
"Pero los que les lavan la ropa a los hijos son los padres, por eso es que no debe pasar desapercibido", agregó la doctora quien indicó que hay que estar atentos "a los adolescentes por lo que les pasa y quiénes los apoyan". "En muchas casas los padres no tienen diálogo... el problema del padre es que no se hace cargo del hijo por muchas situaciones. 'No tengo tiempo, estoy cansado, estoy apurado', son algunas cosas que dicen y tampoco se saben aprovechar los momentos de hablar con los chicos", agregó la doctora.

Por último la especialista indicó que hay muchos chicos que colocan su sangre en "una hoja de block como un trofeo o algo que los caracteriza" y si "esto va creciendo como patología" puede terminar muy mal. 

Comentarios