Logro

El Papa Francisco ya usa en sus misas, vino realizado con uvas sanjuaninas

El vino está elaborado con uvas de la región de Cuyo. Amparo Monfort, una de las productoras familiares seleccionadas para aportar uvas para el vino de Misa expresó que siente "una emoción enorme y un gran orgullo".
viernes, 21 de noviembre de 2014 09:36
viernes, 21 de noviembre de 2014 09:36
Enólogos de la Bodega Experimental del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Mendoza elaboraron un vino de misa blanco con las uvas obtenidas por productores familiares de las principales regiones vitivinícolas para destinar al Papa Francisco.

Ahora las Misas celebradas por el Pontífice argentino tendrán ese vino, un logro que contó con el apoyo de los Centros de Desarrollo Vitícola, en el marco de un convenio entre el INTA y la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) y con el apoyo del Fondo Vitivinícola, que además aportó los insumos para el embotellado y organizó el concurso para la etiqueta.

"Siento una emoción enorme y un gran orgullo que las uvas que produzco en mi campo lleguen al papa Francisco, a quien admiro profundamente", aseguró Amparo Monfort, una de las productoras familiares seleccionadas para aportar uvas para el vino de Misa e integrante del Centro de Desarrollo Vitícola del INTA Media Agua (San Juan).

Según consignó IntaInforma, Amparo es heredera de una pasión que nació con su abuelo, en 1944, cuando compró los campos y sembró las primeras vides, hoy administra las 17 hectáreas de parrales, tres destinadas a Torrontés.

Uvas como las de la productora sanjuanina fueron las seleccionadas por los enólogos del Laboratorio de Enología del INTA Mendoza por iniciativa del sector vitivinícola para representar al país.

Así, es que decidieron reemplazar la tradicional variedad utilizada para la elaboración del vino papal, la Moscatel de Alejandría un cepaje muy antiguo y aromático del Norte de África , por una más representativa de la Argentina: el Torrontés Riojano.

"Esta cepa es de una riqueza aromática importante, con descriptores de aromas florales y representativa de los vinos blancos tradicionales de nuestra tierra", manifestó Santiago Sari, enólogo del INTA Mendoza e integrante del equipo elaborador del vino.

Lo describió como un vino "de color amarillo pálido con notas ligeramente verdosas que, en sus notas aromáticas, predominan los aromas florales de azahares y rosas. También presenta sutiles notas frutales, de melón y durazno blanco. Tiene una entrada dulce con una acidez equilibrada, buen volumen de boca y final persistente".

De este modo, el papa disfrutará de una vinificación a pequeña escala. Son 450 litros elaborados con uvas de 5 productores familiares de Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza y Río Negro, de esta variedad que surge de un cruzamiento natural argentino con Moscatel y Criolla chica.

Comentarios