Milagro en la cordillera

"El uruguayo está mejor pero casi no tiene masa muscular", aseguró el Jefe de urgencia del Hospital Rawson

Leonardo Gutiérrez aseguró que si hubiera estado un par de semanas más no se salvaba. 'Tenía una desnutrición extrema', sentenció el profesional médico.
lunes, 09 de septiembre de 2013 08:29
lunes, 09 de septiembre de 2013 08:29
"Mide aproximadamente 1,60 y no pesa más de 40 kilos”. Con esas palabras el jefe de Guardia del hospital Rawson, Leonardo Gutiérrez, comentó el estado actual del uruguayo que quiso cruzar la cordillera a pie y terminó protegiéndose durante cuatro meses en un refugio de Barreal, Calingasta, para evitar la muerte. El profesional médico señaló que para no morir, Raúl Fernando Gómez Cincunegui (58 años) debió "haber luchado mucho por su vida" ya que el estado en el que se lo encontró era de extrema delgadez. 
 
"Tenía una deshidratación y desnutrición extrema cuando llegó. Casi no tiene masa muscular, perdió masa del abdomen, de la nalga", expresó Gutiérrez en Radio 10 y explicó que "ha comido lauchas y un búho. Ahora está muy bien, está lúcido pero se ha deteriorado bastante. Cazaba con una trampa de ratas que había en el refugio".

Por otro lado, el jefe de Guardia afirmó que no indagó demasiado al paciente para evitar algún estado de nervios o malestar. "Me extraña dónde estuvo todos estos días, hay algo raro pero él no cuenta", confesó.
 
Gómez es empleado público y plomero de la ciudad uruguaya de Bella Unión, que limita con la ciudad argentina de Corrientes. En abril pasado viajó en su moto 200 cilindradas hasta la provincia de Mendoza para un encuentro de motoqueros que se hizo el 13 de abril. Luego se trasladó a Chile para visitar a unos amigos y luego emprendió viaje para la Argentina por el paso sanjuanino. Antes de partir le envió el 11 de mayo un mensaje a su esposa y le dijo que si no sabía nada de él hasta el 18 de ese mes, que pusiera el aviso a la policía para que lo buscaran. Así fue como ante la ausencia de noticias, la madre informó a la Missing Persons pero recién a fines de junio intervino gendarmería nacional argentina tras la llamada de la mujer a funcionarios sanjuaninos. El cruce de la cordillera lo iba a hacer Gómez a pie desde Chile hacia la Argentina y sobrevivió estos cuatro meses comiendo azúcar y unas pasas de uva, los víveres que los baqueanos dejan en los refugios.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios