Milagro

El uruguayo que sobrevivió en la cordillera se alimentó con lauchas que atrapó con trampas caseras

Se perdió en mayo pero desde julio habían iniciado una fuerte búsqueda de la mano de gendarmería. El uruguayo quiso pasar la cordillera a pie pero una fuerte nevado lo desorientó. Para sobrevivir comió ratas que atrapó.
domingo, 08 de septiembre de 2013 19:49
domingo, 08 de septiembre de 2013 19:49

El uruguayo que sobrevivió en la cordillera se alimentó a lauchas que atrapó con trampas caseras. Así lo confirmaron los médicos del Servicio de Urgencias del Hospital Rawson que trataron a Raúl Gómez luego de estar perdido durante 120 días. El hombre de 58 años de edad bajó 20 kilos y llegó en un avanzado estado de desnutrición y deshidratación pero para no morir hizo cientos de malabares diariamente. Uno de ellos fue el confeccionar trampas caseras para atrapar las ratas que merodeaban dentro y fuera del refugio Sardiña, donde fue encontrado en la mañana de este domingo.

"No era fácil pero se hizo lo que se pudo", habría dicho Raúl en cuanto quedó a solas con los especialistas y mientras estos le hacían estudios de salud. El ingerir la carne de éstas  no fue todos los días y cada vez que tenía una se convertía en un manjar. De igual manera, tenía consigo azúcar y pasas que encontró en el refugio de expedicionistas anteriores y que él racionó con mucho cuidado para que le alcanzara durante la mayor cantidad de tiempo posible.

"Cuando llegó estaba lúcido y nos dijo que era hipertenso con antecedentes de tabaquismo. Al revisarlo nos encontramos con que tenía signos de desnutrición, deshidratación y además tenía la presión alta. Pero el paciente va a evolucionar favorablemente y en unos días le daremos el alta", sentenció el especialista del hospital Rawson quien subrayó el buen humor que mostró el hombre al ser rescatado.

Raúl es de Uruguay y hasta principios de mayo se encontraba en la Quinta Región de Chile. Desde allí trató de cruzar la cordillera a pie para llegar a San Juan, más específicamente a Barreal. Pero dos fuertes temporales de nieve hicieron que perdiera el rumbo y el camino  se hiciera casi intransitable, según él mismo explicó a los médicos.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios