Quedó libre

Un hombre pasó tres años preso en San Juan por error de la justicia

El hombre imputado fue Carlos Alberto Brizuela y fue condenado por el delito caratulado como 'abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante reiterado y corrupción de menores agravada' en perjuicio de su hija.
miércoles, 11 de septiembre de 2013 12:35
miércoles, 11 de septiembre de 2013 12:35
El hombre se divorció y se juntó con otra mujer. Después de esto, su hija lo denunció por abuso sexual y fue condenado a 16 años. Después de tres años, la chica confesó que nunca fue abusada por su padre y que todo lo había hecho por venganza. Ahora, el hombre quedó libre y la justicia sanjuanina en el ojo del tapete. Pero no por haber juzgado mal al hombre sino porque la denuncia se registró en San Luis y el juicio se dio en San Juan, hubo un cambio de jurisdicción.

El caso fue informado a la agencia de noticias Telam por la defensora, Mónica Sefair, de Brizuela, quien dijo que "no se explica cómo se les pasó por alto el tema de la jurisdicción, ya que a mí me nombraron defensora en diciembre, pero antes, como secretaria, yo había indicado que los hechos habían ocurrido en San Luis, pero nadie le dio importancia a eso".

El hombre imputado fue Carlos Alberto Brizuela y fue condenado por el delito caratulado como "abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante reiterado y corrupción de menores agravada" en perjuicio de su hija. El hombre había sido denunciado por su esposa y por culpa de eso pasó tres años y medio preso. La Sala II de la Corte de Justicia de San Juan, integrada por Carlos Balaguer, Adolfo Caballero y Juan Carlos Caballero Vidal fue el que dejó en libertad al hombre.

Por este motivo, los jueces de la Corte apercibieron a la jueza de instrucción María Inés Rosellot, a los jueces de cámara Juan Carlos Peluc Noguera, Atenágoras Vega y Ernesto Kerman y a los fiscales Alicia Esquivel Puiggrós y Daniel Guillen Puiggrós, porque los hechos denunciados no ocurrieron en San Juan, sino en San Luis, por lo que el hombre debió ser juzgado en esa provincia. La Corte adoptó tal resolución ante el recurso de Casación presentado por la defensora oficial del imputado, Mónica Sefair por no respetar la territorialidad de los tribunales.

"Después está el otro tema del ´no delito´, porque la hija de Brizuela, que había denunciado el abuso desde sus 9 años hasta los 15, me había dicho que la historia no era cierta, que la había inventado por odio a su madrastra, la pareja de su padre, con la que vivían en San Luis".
 
Según la defensora, "Brizuela había viajado a San Luis buscando trabajo donde encontró una pareja nueva y por eso, la madre de la nena presentó la denuncia", tras lo que sostuvo que "ahora Brizuela deberá ser convocado por la justicia de San Luis, que antes deberá llamar a los testigos para que ratifiquen la denuncia, cosa que, estimo que no harán" precisó.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios