Nueva vida

Los nenes de Caucete fueron entregados de manera provisoria a una maestra jubilada

Una maestra jubilada se hará cargo de los niños durante los próximos seis meses. Ella pertenece a la comunidad caucetera donde vivían y conoce a los padres de los chicos. Fue recomendada por las monjas del Carmelo.
jueves, 07 de noviembre de 2013 10:37
jueves, 07 de noviembre de 2013 10:37
Antonia, Joel y Joaquin, los tres niños que hace quince días fueron encontrados  en un extremo estado de abandono en Caucete, ya tienen un familia que los cuidará de manera provisoria.
 
Se trata de una maestra jubilada, de la que no trascendió el nombre, pero que pertenece a la comunidad donde vivían los chiquitos hasta hace unos días y conocía a la familia de ellos. Según señaló Viviana Meglioli, directora de la Niñez, en conferencia de prensa, la mujer que cuidará desde esta tarde a los niños de 11 meses, 2 y 4 años, "es una referente de la comunidad. Conoce al papá, al abuelo y a la familia en sí. Esta señora estaría en condiciones de cuidarlos a los tres juntos. Existía la posibilidad con otra familia pero había que separarlos y eso no queríamos".
 
"Después de evaluaciones psicológicas y a la familia, el criterio que usamos para la elección estuvo basado en el afecto y la contención. Ella conoce a los chiquitos y conoce la historia de Lorena que es dificil. Se compromete a mantener el vinculo pero sobre todo es la red afectiva que priorizamos más allá de lo económico", señaló Meglioli quien destacó que "es una guarda provisorio, la medida dura seis meses".

A esta docente, el ministerio de Desarrollo Humano llegó por una propuesta que se curó al Juzgado de Menores desde las monjas del Carmelo. Ellas conocen la historia de la maestra y consideraron que es la persona indicada para hacerse caso por su fuerte compromiso con las causas sociales.
 
Después de una serie de evaluaciones se determinó que podían ir a su casa, la cual será acondicionada con cunas, muditas y muchos juguetes para que puedan sentirse bien. 
 
"Los niños están muy bien. Están siendo atendidos por un equipo médico. No tienen desnutrición ni anemia ni sarna. Lo que sí tenían era una infección en la piel que es hereditaria porque ya la tuvo la madre en su niñez. Están estimulados. De hecho el niño de dos años desde hace dos o tres día comparte juegos con los hermanos", indicó Meglioli quien aclaró que "los padres en estos momentos no están en condiciones de recuperar a los chicos".
 

Comentarios