Según la National Geographic

Aseguran que si se derriten los hielos del planeta desaparecería Buenos Aires y sobreviviría San Juan

Investigadores hicieron una proyección sobre el destino de la Tierra si se continúa con el actual ritmo de calentamiento global y descongelamiento de los hielos del planeta.
miércoles, 06 de noviembre de 2013 09:35
miércoles, 06 de noviembre de 2013 09:35
La National Geographic lanzó un estudio complementado con un mapa interactivo que muestra qué pasaría de acá a cinco mil años si se siguen derritiendo todos los hielos del planeta y por ende aumenta el caudal de agua en los ríos y océanos. El panorama no se torna alentador para muchos países del mundo, entre ellos Argentina.
 
Según este informe, el nivel del mar subiría unos 65 metros, generando nuevas líneas de costa e, incluso, islas interiores. En Sudamérica, la cuenca del Amazonas, en el norte, y la cuenca del río Paraguay, en el sur, se convertirían en las entradas del Atlántico, acabando con Buenos Aires, Rosario, Santa Fe, Paraná, Resistencia, Corrientes, la costa de Uruguay y la mayoría de Paraguay.
 
En este contexto sólo sobrevivirían extensiones montañosas con lo cual San Juan sería una de las beneficiadas por su altura. Pero no sería la única sino abarcaría en linea recta vertical a todas las que se ubican en el oeste de la Argentina.
 
Si el calentamiento global continúa se derretiría toda la masa de hielo del planeta, que se volcaría al mar y cubriría también ciudades como Londres, Tokio, Lima, Nueva York, Barcelona, Shangai, Amsterdam y San Francisco. 

"Hay más de 20 millones de kilómetros cúbicos de hielo en la Tierra... Si seguimos añadiendo carbono a la atmósfera, muy probablemente crearemos un planeta sin hielo, con una temperatura media de quizás 27 grados centígrados, en lugar de los actuales 14", sentenciaron los especialistas que trabajaron en la proyección.
 
En comparación con otros continentes, África perdería menos extensión de tierra, pero el aumento del calor la haría mucho más inhabitable. Ciudades como Egipto, Alejandría y El Cairo serían inundadas por el Mediterráneo. Y de Asia, China y Bangladesh, pobladas por cientos de millones de habitantes, se verían cubiertas por el agua, al igual que gran parte del litoral de la India.
 
La proyección en el tiempo 
Es sólo una proyección, pero sustentada en datos sólidos. El geoquímico Gavin Foster, de la Universidad de Southampton, en Inglaterra, explica que «la concentración de dióxido de carbono llegará a las mil partes por millón a finales de siglo». Una cifra que no se alcanzaba en la Tierra desde los inicios del Eoceno, hace 50 millones de años. ¿Qué ocurría entonces? Que no había hielo.

5.000 años es, quizás, un plazo demasiado largo como para despertar las conciencias necesarias para frenar la escalada de las emisiones contaminantes y el calentamiento global. Para entonces, si las previsiones no fallan, habremos dicho adiós a un buen puñado de las ciudades más emblemáticas del planeta. Aunque no habrá que esperar tanto: los expertos vaticinan que dentro de dos siglos Nueva York estará plagada de canales. Como Amsterdam, la ciudad de sus fundadores.
 
Fuente: Diario ABC y Clarín

Comentarios