Concepción

No sancionarían a los agresores y brindarían ayuda psicológica a los niños que sufrieron bullying en la escuela Ameghino

Los padres se reunieron con la directora y representantes del Ministerio de Educación que aseguraron que brindarán ayuda psicológica a los chicos que sufrieron bullying. Aseguraron que no sancionarán a los menores agresores.
lunes, 04 de noviembre de 2013 10:14
lunes, 04 de noviembre de 2013 10:14
Más de una decena de padres reclamaron esta mañana la urgente toma de decisión con respecto a los dos niños que generan bullying en la escuela Ameghino de Concepción. Se reunieron al ingreso del establecimiento y luego de que la comunidad educativa izó la bandera e ingresó a clases, fueron recibidos por los directivos para analizar el tema. 
 
Terminada la reunión, los padres que participaron aseguraron que la directora se comprometió a dar apoyo psicológico a los chicos que han sufrido algún tipo de agresión física, psíquica o sexual y que esperan reunirse en las próximas horas con los padres de los otros menores que generan las situaciones de bullying en sus compañeros. 
 
"No hemos tenido alguna solución clara porque no se pueden suspender a los chicos agresores. Pondrán un psicólogo para que atienda a todos pero mi hijo no quiere ir a la escuela... La esucela no tiene gabinete y el Ministerio dijo que va a mandar a un psicólogo pero no es la solución que buscamos... dicen que son juegos de de los menores", señaló Maricel, madre de uno de los menores que padece esta situación.
 
"Ya estamos evaluando sacar a nuestros chicos. No vemos otra solución para detener este problema", sentenció la mujer quien subrayó que en la mañana de hoy también se presentó a la reunión el padre de uno de los chicos agresores quien habría dicho que "es un juego de niños" y "que no hay que hacer tanto escándalo".
 
"Para mi hijo y para mi esto no es un juego y puede terminar peor de cómo ha empezado... en el colegio están muy enojados porque lo hice público... mi hijo es un chico normal que hace berrinches pero no juega de esa manera", finalizó.
 
La raíz del problema surgió a partir de la denuncia de la madre de uno de los chicos que aseguró que su hijo de once años habría sufrido, desde principio de año, numerosas agresiones físicas, psicológicas y hasta sexuales ya que al a la víctima le bajaron los pantalones los compañeros e hicieron juegos sexuales con una galleta pasándosela por las partes íntimas y dándosela a los pares para que la coman. 
 
A partir de esto ya hay una denuncia en la Comisaría Segunda y ya interviene el Juzgado de Menores.

Comentarios