Mal momento

La madre de Juan Cruz Rufino necesita una droga de un millón de pesos para atacar una dura enfermedad

El chico de 12 años actuó el sábado y se quebró frente a las cámaras. Su madre está pasando un duro momento de salud y necesita una suma económica muy grande para afrontar una hepatitis C.
lunes, 07 de octubre de 2013 10:55
lunes, 07 de octubre de 2013 10:55

Un gran dolor tiene el pequeño Juan Cruz Rufino en su alma. Y ese dolor lo reflejó el pasado sábado a la noche por Canal Trece en el Soñando por Cantar. Su madre tiene Hepatitis C, una enfermedad que ataca directamente al higado y lo va "secando" como el cáncer. Para poder vivir comenzó hace seis meses un tratamiento médico que es cubierto de manera plena por la obra social pero necesita de una droga más fuerte, que está en el exterior, para poder combatirla con fuerza.

 

Alfredo Rufino explicó en el micrófono de Radio Sarmiento que su esposa Ana Montiveros (50) se enteró de lo que padecía casi de casualidad. "Como esta es una enfermedad silenciosa excepto cuando ya es tarde no nos enteramos porque padeciera algún dolor. Yo me hice un chequeo general y ella también. Ahí saltó que tenía hepatitis C. Inmediatamente se comenzó con una droga y pastillas para combatirla. Éstas cuestan más de 20 mil pesos pero lo cubre todo la obra social", señaló el padre de Juan Cruz quien subrayó que el tratamiento es de seis meses y cumplido ese periodo se debía suspender pero en el caso de Ana debió cortarse antes porque le bajaron las defensas.
 
"Ahora el médico dijo que hay que esperar seis meses hasta que el organismo libere esa droga y comenzar nuevamente. Hay dos drogas que no están en la Argentina y que son muy buenas para combatir esta enfermedad. Éstas cuestan un millón de pesos y la obra social no la puede cubrir", subrayó el hombre quien aclaró que no querían que esta información trascendiera pero el sábado cuando el jurado de Soñando por Cantar le preguntó a Juan Cruz por su mamá, el niño de 12 años se quebró y llorando dijo que su mamá estaba enferma. En este contexto, y reflejando un gran dolor, pidió ayuda a todos porque la droga que necesita es muy cara.

"Esta enfermedad no tiene cura, es como el sida, no es contagiosa pero no se puede curar. Pero sí se puede disminuir y llega un momento que desaparece el virus. Con el correr de los años puede volver, al menos en ese tiempo se frena. Como último recurso sería un transplante de hígado porque éste se va secando", sentenció Alfredo quien no pudo precisar cómo se contagió.

En la mañana de este lunes, Alfredo se dirigió a Casa de Gobierno tras una llamada de Héctor Pérez quien lo citó para brindar todo el apoyo que sea necesario en materia de gastos y estudios para enfrentar la enfermedad.

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios