Historia

Alejandro Vega, el sanjuanino que apaga el fuego en Buenos Aires

El sanjuanino es bombero voluntario de la localidad de Tres Arroyos en Buenos Aires. De San Juan se fue tras la muerte de su madre y en aquella ciudad formó una familia. Conocé su historia.
domingo, 06 de octubre de 2013 11:13
domingo, 06 de octubre de 2013 11:13

Es sanjuanino pero en el 2006 decidió tomar un nuevo camino en su vida e irse a vivir a Buenos Aires. La muerte de su madre, tras una larga enfermedad, y el amor que se afianzaba con una joven de aquella provincia hicieron muy atractiva la posibilidad de asentarse de por vida fuera de su San Juan natal. Alejandro Vega es bombero desde hace 7 años y su vida transcurre entre el amor de la familia y los riesgos de la profesión. 

"Decidí vivir en Tres Arroyos cuando en el 2006 falleció mi madre. Ya conocía a Patricia quien es mi señora. Deje toda mi familia, tengo 6 hermanos que viven en San Juan y uno que vive en Salta hace 30 anos. Yo trabajaba en Tudcum para una empresa de seguridad en el ingreso al proyecto Veladero pero la muerte de mi mamá me impulsó a irme", comentó Alejandro quien una vez den Tres Arroyos ingresó a Bomberos Voluntarios de esa ciudad para aprender las herramientas de trabajo y perfeccionarse en busca de una fuente laboral.

Hasta allá llegó con la dureza de lo vivido durante la internación de su madre. Marcado a fuego en su memoria, el hombre recuerda que cuando su madre sufrió el accidente cerebro vascular debió lidiar con profesionales médicos que no le brindaban la ayuda como él y su familia la necesitaban. La falta de contención y apoyo en los momentos duros fue lo que lo motivó a él a buscar una profesión que le permitiera tender una mano al prójimo en todos los aspectos.

"La vida acá me siguió golpeando. Con mi señora perdimos tres embarazos, el segundo fue de seis meses y hoy no tenemos hijos pero dios nos puso a Jazmín la hijita de un primo de mi señora la cual es como si fuera nuestra hija. Además tenemos el apoyo de la familia de mi señora que toda es de acá de Tres Arroyos y me sacaron a flote de nuevo", señaló.

Actualmente forma parte de Bombero Voluntario de Tres Arroyos. El equipo está conformado por 40 profesionales y dos cadetes y para diciembre ingresarán 20 aspirantes más.

"En esto de ser bombero aprendes todos los días. Cada salida es diferente con cada servicio que tenemos. Vivimos las tragedias de la gente y nos llega más de cerca porque lo vivimos a la par. Lo más lamentable y que nos lleva a derramar más de una lágrima es cuando las víctimas fatales son niños. Eso te destruye", sentenció Alejandro.

En este camino que transita, Alejandro fue reconocido varias veces por su buen desempeño y compromiso. Por su forma de actuar le toca brindar charlas en las escuelas y encabeza talleres de distintas disciplinas. "Vivimos una tremenda experiencia con todo esto de ser bombero voluntario y mucho más. Volver a San Juan sería hermoso nunca pierdo la esperanza de viajar a visitar mi familia y visitar las tumbas de mis padres para ponerles una flor. Cada ves que veo las fotos me emociono mucho hasta las lágrimas", finalizó.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios