Empresarial

El Palacio de la Milanesa, el restó que se expande en San Juan y va por más

El restaurante se caracteriza por fusionar una comida tan típica argentina como es la milanesa con el arte en general y el buen gusto. Atendido por jóvenes, el lugar es cálido y novedoso por la infraestructura.
domingo, 10 de enero de 2016 00:00
domingo, 10 de enero de 2016 00:00
Nació hace cinco años en Rivadavia y con el paso de los años fue conquistando a los sanjuaninos. A fines del año pasado abrió un nuevo local en el corazón de Capital y el éxito fue rotundo. En este 2016 comienza una etapa de expansión en algunos departamentos del Gran San Juan pero con la mirada puesta en otras provincia. Se trata de "El Palacio de la Milanesa", el restó que cada noche suma más comensales.
 
El restaurante se caracteriza por fusionar una comida tan típica argentina como es la milanesa con el arte en general y el buen gusto. Atendido por jóvenes, el lugar es cálido y novedoso por la infraestructura.
 
"El Palacio surgió de un concepto ya establecido en otros lugares, que no existía en San Juan y que decidimos implementarlo. Le hicimos varias modificaciones y tuvimos éxito. Buscamos que sea una milanesa casera, bien grande, para poder disfrutarla entre varias personas, y que ofrezca la posibilidad a quienes vengan a comer de conjugar una buena relación caldiad y precio. Es decir, que coman bien y mucho y no paguen tanto", explicó Ariel Luluaga, propietario del local junto a su hermano Nicolás.

"El Palacio de la Milanesa" cuenta con más de 30 variedades de milanesas y la idea de sus dueños es seguir implementando más opciones para todos los gustos. Si bien el fuerte es la milanesa de carne, quienes asisten también pueden pedir supremas en sus más variadas formas y milanesas para vegetarianos que pueden ser de zanahoria, arroz, lentejas o garbanzos, entre otros.

"Si bien nuestro fuerte es la milanesa de carne, porque es una comida típica, también tenemos las otras variedades para los que no les gusta la carne. Además hay de soja, tartas de zapallito, acelga, pastas y mariscos, entre otros. Pero la idea es siempre ir agregando platos nuevos a la carta para no quedarnos y enfocarnos solo en un gusto", explicó Ariel.

Entre las milanesas más pedidas se encuentra la "Palacio" que incluye queso muzzarella, panceta ahumada y huevo frito; la "Napolitana" que es la clásica con salsa, jamón cocido, queso y rodajas de tomate; y la suprema Maryland que en Buenos Aires es tradicional e incluye banana frita, jamón ahumado y un salteado de arvejas y papas fritas. Pero también hay milanesas agridulces, con verduras arriba salteadas, con salsas de champignones, de roquefort, de choclo y la clásica a caballo. 
 
 


El nacimiento de una marca
"El Palacio de la Milanesa" nació en el 2011 e inmediatamente se estableció como una marca registrada. El primer local se instaló en Rivadavia y fueron cinco años de intenso trabajo para instalar el negocio e ir organizándose para poder crear con el tiempo una franquicia. El local de avenida Libertador y Alvear, creado en diciembre del 2015 es la primera franquicia abierta de la empresa.

"Este restó es un emprendimiento familiar. Primero arrancó mi hermano con un socio que luego decidió abrirse antes de comenzar y ahí me sumé para apoyarlo. Yo soy abogado y en ese momento trabajaba en una escribanía pero la propuesta de mi hermano pudo más y me sumé como socio. Desde ese año los dos seguimos juntos", contó Ariel quien confesó que en los inicios, su madre Nelly Vizcaino los ayudaba "con la organización y con lo que podía". Luego, el padre de Ariel y Nicolás, Alejandro Luluaga se convirtió en uno de los socios capitalistas.

Con el paso del tiempo "El Palacio de la Milanesa" fue pensada y trabajada como una franquicia y así fue como hoy la perspectiva de seguir creciendo está en marca. "La idea es que en el 2016 abramos dos sucursales más. Una en Rawson que es un departamento con mucha gente y nos puede ir muy bien. Y la segunda en Santa Lucía. Proyectamos apostar al crecimiento acá en San Juan y también abrir 3 o 4 deliverys más. Uno está en Córdoba y Alem y queremos tener otro en Rivadavia, en el mismo local donde funciona el restó", explicó.

La franquicia 
"El Palacio de la Milanesa" es hoy una franquicia que ofrece dos posibilidades al que quiere invertir en este nicho comercial: restaurante y delivery.
 
Si bien el primero puede incluir al segundo, los propietarios de la firma no lo están manejando juntos. "El más grande y que más ganancias te deja es el restaurante. El delivery es buen negocio porque la inversión es menor, te deja dinero y los porcentajes de ganancia son los mismos. Es más accesible para una persona que quiere emprender. El delivery va muy bien, ya hay uno y funciona excelente, es fácil de manejar y controlar. El restó es para quienes quieran hacer una inversión más grande y la ganancia por supuesto va acorde dicha inversión", explicó Ariel.

Galería de fotos

Comentarios